Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas y Sáenz no dan su brazo a torcer

Jorge Sáenz y David Costas, durante un entrenamiento de la pasada temporada en A Madroa. |  // ALBA VILLAR

Jorge Sáenz y David Costas, durante un entrenamiento de la pasada temporada en A Madroa. | // ALBA VILLAR

La llegada del delantero por el que suspira Eduardo, el Chacho, Coudet depende directamente de que el Celta consiga aligerar carga salarial con la salida de alguno de los futbolistas que no entran en los planes del club: David Costas y Jorge, cuya situación lleva tiempo enquistada, sin visos de solución más o menos inmediata.

Al mismo tiempo, tras incorporar cedido al lateral zurdo Aaron Martín, el club celeste busca también destino a David Juncà (que también estuvo en la rampa de salida en agosto) tras casi dos temporadas en blanco, pero la enésima lesión sufrida por el jugador catalán desde su llegada al club dificulta notablemente su marcha.

El Celta ya fracasó en su empeño de encontrarles destino el pasado verano y, con casi dos semanas de mercado invernal ya consumidas, tampoco ha realizado avances en las negociaciones con Costas y Sáenz, a pesar de que ninguno de ellos ha disputado un solo minuto en competición oficial en lo que va de curso.

La decisión de apartar a ambos del grupo como medida de presión (lo que ha obligado a la mediación de la AFE , que acusa al club de vulnerar sus derechos) no ha contribuido a mejorar las cosas. Hoy por hoy, existen más probabilidades de que prolonguen su situación marginal en el Celta a que encuentren acomodo en otro equipo.

No obstante, con 20 días de mercado por delante, ni el club celeste ni las respectivas agencias de representación de ambos jugadores, arrojan la toalla.

El acuerdo parece más factible con David Costas que con Jorge Sáenz, pues el defensa de Chapela cuenta con cartel en Segunda División tras su paso por el Mallorca, Oviedo, Barcelona B y Almería y varios clubes han mostrado interés por su situación. Descartada una nueva cesión y sin opciones de cobrar traspaso, la negociación se centra en alcanzar un acuerdo para que el jugador se desvincule del Celta. El club está dispuesto a conceder a Costas la carta de libertad, pero el futbolista exige el cobro íntegro del año y medio que le resta de contrato.

El reciente cambio de agencia de representación por parte de Costas podría, sin embargo, contribuir a desbloquear la situación. La buena relación del nuevo agente del redondelano con el Celta y la decisión del club de levantar parcialmente el castigo al futbolista ha permitido retomar la negociación, por ahora sin avances significativos.

En el caso de Jorge Sáenz, cuyo retorno al Valencia está descartado, se añade el problema de la falta de ofertas, según se ha deslizado desde el entorno del futbolista, que parece dispuesto a cumplir los seis meses que le restan de cesión aunque no dispute un sol minuto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats