Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sansón pierde su trono

El mallorquinista Luka Romero supera al vigués como el futbolista más joven en debutar en Primera División

Sansón.

Sansón. // FDV

Ochenta años y poco menos de seis meses le ha durado a Francisco Bao Rodríguez, futbolísticamente conocido como "Sansón", el honor de ser el jugador más joven en debutar en Primera División. El argentino Luka Romero se lo arrebató el miércoles por la noche en Valdebebas cuando Vicente Moreno le hizo debutar ante el Real Madrid con solo quince años y 219 días. El mallorquinista rebajaba así por solo 36 días el registro del defensa vigués.

Fue el 31 de diciembre de 1939 cuando Ricardo Comesaña, entrenador del Celta, comunicó a Sansón que iba a jugar contra el Sevilla. El defensa nacido en la parroquia de Lavadores tenía en aquel momento quince años y 255 días. Esa tarde, en la que el Celta se impuso a domicilio por 1-4 al Sevilla, Sansón se convirtió en una leyenda del fútbol español: el futbolista más joven en debutar en el campeonato. En aquel momento nadia podía imaginar el tiempo que duraría el registro o la precocidad con la que los jóvenes futbolistas irían irrumpiendo en la máxima categoría. Pero pasaban los años y ahí estaba Sasón, intocable. Cada vez que se producía el estreno de un adolescente el nombre del jugador del Celta volvía a escena para establecer la comparación.

En un fútbol cada vez más profesionalizado y complejo, era difícil de imaginar que el récord de Sansón acabaría por caer. Y sucedió cuando casi nadie lo imaginaba. El miércoles Vicente Moreno, entrenador del Mallorca, aprovechó los últimos minutos del partido ante el Real Madrid para hacer debutar a una criatura llamada Luka Romero. Mexicano de nacimiento aunque con nacionalidad argentina. Muichas circunstancias se dieron a favor del joven: partido resuelto, la necesidad de no castigar a ninguno de los jugadores que puede necesitar en los próximos partidos el equipo de Palma y los cinco cambios que consienten ahora a los entrenadores y que les permiten este tipo de decisiones. De cualquier manera Romero pisó el campo con quince años y 219 días, superando en precocidad al jugador del Celta. El mexicano-argentino firmará dentro de unos meses su primer contrato profesional con el Mallorca, club que le mima y protege para evitar su excesiva sobreexposición que le pueda suponer un problema. El club costea su vivienda familiar, le lleva en coche de un lado a otro para tenerle controlado y ha prohibido a su entorno hacer ninguna declaración pública. Sansón vivió un fútbol diferente, en el que los jugadores aprendían rápido y por las bravas. El jugador del Celta se fue del fútbol con solo 28 años tras pasar dos etapas diferentes en el club de su ciudad. Murió en 2012 convencido de que su récord caería algún día. Tenía razón. Ahora le queda el del titular más joven en Primera que Romero, dependiendo de la situación del Mallorca, tal vez se atreva a derribar.

Compartir el artículo

stats