Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La promoción, otro de los grandes objetivos

Paula Fernández, presidenta del Club Baloncesto Redondela, se muestra inquieta toda la mañana del sábado. Su club organiza el VII Torneo de Entroido, una competición que cuenta con una gran tradición y especiales características. A la cita acuden en el pabellón de A Marisma un total de quince equipos y más de 400 jugadores. El torneo también sirve para recaudar alimentos que se entregan a Cáritas de Redondela. El club trabaja de forma intensa y recibe la colaboración del Ayuntamiento de Redondela y también de la Federación Gallega de Baloncesto, que aporta los árbitros para los partidos.

El baloncesto es uno de los ejes centrales de un acontecimiento deportivo que se desarrolla desde hace siete años y se ha convertido ya en tradicional. "Lo importante es divertirse, sentirse cómodo en el grupo de deportistas, el buen comportamiento y colaborar con una causa solidaria. Todo esto es lo que nos aporta el deporte, en especial el baloncesto", señala Paula Fernández.

La presidenta del Club Baloncesto Redondela también agradece el compromiso de todos los clubes participantes, que se unen a una iniciativa con reglas muy particulares. La pista del pabellón de A Marisma se dividió en cuatro partes. Cada hora se jugaron diez partidos. El resultado final de los mismos eran anecdótico. Lo más importante era participar en el evento. Los cambios de jugadores se realizan de forma muy rápida y no había tiempos muertos.

Al igual que en ediciones anteriores, el torneo estuvo dedicado a las categorías de minibasket, premini y babys. Todos los jugadores contribuyeron con su esfuerzo también a realizar una labor social. La presidenta del club redondelano indicó que "se recaudó una importante cantidad de alimentos, que son muy necesarios para entregar a las personas que atraviesan dificultades. El deporte también debe servir para estos detalles y además es muy positivo el poder inculcarlos desde los más jóvenes".

En este trabajo también han tenido mucho que ver los entrenadores y responsables de todos los equipos participantes. El buen comportamiento de todos ellos ha sido determinante par que se pueda considerar que el torneo ha sido un gran éxito, tanto de participación como de organización. Los técnicos tuvieron además la oportunidad de que sus jugadores se divirtieran en unos partidos donde el resultado no era importante y por lo tanto carecían de la presión de la competición oficial. Todos estos factores provocan que el Torneo de Entroido tenga garantizada su continuidad en el futuro.

La promoción del baloncesto también ha sido un elemento importante para el Club Baloncesto Redondela cuando se planteó la creación del torneo solidario. Los responsables de la entidad siguen trabajando para disponer de más jugadores en el futuro, sobre todo en la cantera. Por ese motivo, han realizado varias campañas de divulgación de esta modalidad deportiva y también trabajan en los colegios del municipio de Redondela. "Es una labor importante que nos permitirá crecer en el futuro. Pero hay que trabajarlo mucho", dice la presidenta. El club ya cuenta con una gran experiencia en este esfuerzo. Desde su fundación siempre ha estado en constante crecimiento, tanto en número de equipos como de jugadores. La entidad mantiene vigente una gran serie de actividades y también un proyecto ambicioso después de consolidar el actual y ser uno de los mejores clubes de cantera de la comarca.

Compartir el artículo

stats