El último viaje de Camba descubre sus secretos

Aser Álvarez finaliza un documental que recorrer los lugares por los que pasó el vilanovés y recoge testimonios de admiradores

Grabación de una de las escenas en la habitación que Julio Camba ocupó en el Palace.

Grabación de una de las escenas en la habitación que Julio Camba ocupó en el Palace. / A. G.

A. G.

Años de trabajo en torno a la figura de Julio Camba están a punto de finalizar para Aser Álvarez y Arraianos Produccións tras finalizar el rodaje de un nuevo documental sobre la figura del periodista vilanovés. Este trabajo, que entra ahora en las labores de producción y que, a final de año, podrá ver la luz en su formato para la Televisión de Galicia, profundiza en los últimos trece años de su vida, aquellos que pasó en el Hotel Palace de Madrid, a través de un viaje onírico que arranca en el último baño del periodista y traslada a los espectadores a todos aquellos puntos en los que vivió el escritor, convertido en el corresponsal de cabecera español en aquellos momentos.

El propio Álvarez reconoce que este documental “son años de trabajo recorriendo muchas de las ciudades en las que grabábamos esta especie de historia de amor que siempre hemos tenido con Julio Camba”. Con ese objetivo, Álvarez ha hecho bueno el dicho de que “para conocer a una persona debes ponerte sus zapatos y andar un kilómetro con ellos; nosotros nos hemos puesto esos zapatos y hemos andado miles de ellos para recordar toda la trayectoria de Camba”.

“A través de la memoria de Camba, vamos descubriendo diferentes lugares y secretos, porque después de 60 años de su muerte, sigue estando plenamente vigente ya que muchos de sus artículos estarían ahora de actualidad”, explica Álvarez. Entre esos lugares se encuentra el propio Hotel Palace, donde Camba se refugió los últimos años de su vida ya enfermo, o las visitas que realizaba al Lhardy, uno de los restaurantes favoritos de Julio Camba que todavía mantiene sus puertas abiertas en la Carrera de San Jerónimo, a escasos metros de la Puerta del Sol.

Una caricatura de Julio Camba en un a de las salas del Hotel Westin Place de Madrid

Una caricatura de Julio Camba en una de las salas del Hotel Westin Place de Madrid / FDV

El trabajo también ofrece la visión de un considerable número de personas sobre Camba, desde sus más destacados biógrafos a personas sobre las que todavía ejerce una gran influencia por la actualidad de sus escritos seis décadas después de su muerte. Desfilan por los fotogramas nombres como los de Manuel Rivas, Luis Piedrahita, Siro López, Belén López o Xosé Antonio Touriñán entre otros, describiendo todo aquello que les transmite la figura de uno de los mejores periodistas españoles. También salen en el documental dos personas que conocieron muy bien a Julio Camba; Margarita Pombo, integrante de la familia que guardó gran parte del legado que dejó Camba, y Agustín García Sabor, exalcalde de Vilanova y buen conocedor del periodista. Ambos aportaron un sinfín de anécdotas prácticamente desconocidas al documental, desde su gusto por el tabaco inglés a su tacañería, pasando por sus gustos de “gourmet”.

“A través de esa memoria borrosa que produce el sueño y utilizando los zapatos viejos de Camba recorremos espacios como Nueva York, París, Berlín, Londres y muchos otros lugares desde donde Camba cautivaba a sus lectores con ese estilo tan peculiar y característico que poseía”, explica Álvarez.

El documental verá la luz a finales de año en su versión adaptada a la televisión para la TVG, pero la intención de Álvarez es elaborar un trabajo mucho más amplio en castellano y “mucho más de autor y que verá la luz a lo largo del próximo año”.

Álvarez insiste en que el vilanovés “tiene todavía muchas cosas que decirnos, por eso es tan recomendable acercarnos a sus artículos, el documental trata de mostrar los contrastes entre el Camba mayor y el Camba de las épocas de juventud, especialmente, de su época dorada, cuando era el corresponsal y y articulista más querido de la prensa española, cuando era capaz de vender, por sí mismo, periódicos, gracias a su capacidad de escribir de forma amena, creativa y capaz de crear adición”. Álvarez participó del regreso d e Camba al Palace hace tan solo unos meses, cuando comisarió la exposición de Afundación y Abanca “Julio Camba, el hombre que no quería ser nada”, un recorrido multimedia por la vida y la obra del periodista. Lo hizo coincidiendo con los actos del 60 aniversario del fallecimiento del periodista.

La maleta que ilistra los viajes de Julio Camba.

La maleta que ilustra los viajes de Julio Camba. / FDV

Álvarez también es responsable del documental “O principio do mundo de Julio Camba”, un trabajo realizado para el Consello da Cultura Galega que se centró en indagar en la cultura anarquista de su etapa de juventud, una militancia que le costaría ser expulsado de Argentina, país al que había llegado siendo todavía un adolescente, como polizón.

La “historia de amor” de Álvarez con Camba surgió en el reno Unido, cuando el autor del documental finalizaba sus estudios. Fue en Londres donde tuvo acceso a la obra de Julio Camba y esta se convirtió en una auténtica revelación que se alimentaba de más y más artículos que iba descubriendo a medida que profundizaba en la obra del vilanovés. “Vuelvo una y otra vez, porque los artículos de Camba crean adicción, están vivos y son originales”, explica. El documentalista hace suyas las palabras de Siro López en el documental en las que define a Camba como “un caricaturista literario, ya que es capaz de, a través de muy pocas palabras y siendo breve y conciso, caricaturizar a un personaje, la vida cotidiana o alguna idea, por eso es tan grande y ha envejecido tan bien”.