Queda instalada en Cordeiro la pasarela del tanatorio, pabellón y Ferro Couselo

La estructura metálica mide 22 metros de largo por 2,8 de ancho

Un momento de la colocación de la pasarela de Cordeiro.   | // FARO

Un momento de la colocación de la pasarela de Cordeiro. | // FARO / REDACCIÓN

R.A.

Una pasarela de 22 metros de largo y 2,80 de ancho une ya las dos orillas de la carretera PO-548 en Cordeiro (Valga), lo que permite comunicar el entorno de la iglesia parroquial con la zona de equipamientos en la que se encuentran el colegio Xesús Ferro Couselo, el tanatorio municipal y el pabellón de Beiro.

Se trata de una estructura metálica que se apoya en estribos de hormigón armado y muros de piedra a ambos lados de la carretera autonómica, que ayer permaneció cortada al tráfico debido a estos trabajos.

Fue a primera hora de la mañana cuando una grúa de grandes dimensiones la ensambló en el lugar reservado para ello una vez que llegó desde Ordes, donde fue pintada de azul. Tras estos trabajos, está previsto que abra al tránsito peatonal en un plazo no superior a quince días, pues todavía quedan labores de pavimentado en los dos extremos y la colocación de la barandilla de seguridad.

Con la colocación de la pasarela quedará concluída la obra de construcción de la senda peatonal que conecta la carretera PO-548 con las instalaciones antes citadas, en las que la Xunta invirtió 737.000 euros. El trazado de la senda está finalizado y en uso desde hace meses, pero problemas geotécnicos obligaron a introducir modificaciones en el proyecto original, lo que retrasó hasta ahora la instalación de la pasarela.