Iván Caamaño culpa al BNG del bloqueo a los médicos para las plazas de difícil cobertura

El edil conservador recuerda que en abril Comesaña facilitó el relevo en Catoira / Recuerda que se trata de un problema a nivel estatal

Iván Caamaño en las pasadas elecciones municipales

Iván Caamaño en las pasadas elecciones municipales / FDV

R.A.

El Partido Popular de Catoira, liderado por Iván Caamaño, sostiene que la plaza del segundo médico del centro de salud podrá cubrirse gracias una ley “impulsada por la Xunta y rechazada por el BNG”.

Carga así contra la portavoz nacionalista de Sanidad, la cambadesa Montserrat Prado, a quien acusa de generar confusión entre los vecinos.

Recuerda Iván Caamaño que gracias a sus gestiones en abril con el conselleiro de Sanidade Comesaña, el centro de salud vikingo puede acogerse al plan de destinos estables de difícil cobertura, cosa que resultaría imposible si quedase fuera del mismo.

Recuerda el edil popular que el centro de salud de Catoira está dimensionado para una plantilla de dos médicos, dos enfermeros y un profesional de servicios generales pero el pasado mes de mayo, uno de los facultativos se jubiló, momento en el que se puso en marcha “un concurso de méritos para adjudicar de forma definitiva y estable dicha plaza”.

Este mismo año

En este sentido, Caamaño reslata que la localidad va a contar con un nuevo médico “antes de que finalice el año, a pesar del BNG que votó en contra en el Parlamento de Galicia de la Lei de medidas especiales para plazas sanitarias de difícil cobertura”.

De ahí que reproche a Montserrat Prado que tras su posición contraria a la solución puesta sobre la mesa “se dedique ahora a visitar centros de salud con vacantes, siciendo que la Xunta no hace nada, cuando fue ella la que intentó que no se consiguiese esta solución con el objetivo de explotar políticamente los problemas de cobertura”.

Un problema a nivel estatal

Con todo, el portavoz municipal popular lamenta que mientras no se adjudica la plaza definitiva “esta tendrá que cubrirse de manera puntual con profesionales de otros centros, debido a la escasez general de especialistas en medicina familiar y comunitaria, que no solo está sufriendo Galicia sino que es un problema del conjunto del Estado”.

Por ello, subraya que quien niegue esta evidencia o trate de atribuir esta situación a determinados partidos políticos “está claro que, o no sabe de lo que habla o su intención es la de engañar a la población”.

Argumenta el edil del PP que si la situación de falta de profesionales en Galicia “estuviese directamente relacionada con la política sanitaria de la Xunta, sería bastante difícil de explicar que esta situación se repita de idéntica forma en otras Comunidades Autónomas que hasta hace poco estaban gobernadas por otros partidos políticos”.

Añade que desde la Xunta de Galicia, otros Gobiernos autónimos y también del Congreso de los Diputados “se solicitó reiteradamente al Gobierno de España una reforma del sistema MIR que flexibilice los criterios y requisitos que se exigen para crear nuevas plazas formativas de medicina de familia con el objeto de poder aumentar el número de facultativos formados y dotar a la Atención Primaria”. Recuerda que se trata de una propuesta que se retrotrae al año 2018, al que el PSOE no puso remedio.