David Castro estima que entre 2025 y 2027 el tinto de Barrantes será ya legal

La fiesta del vino atrae este fin de semana a miles de personas a Ribadumia | El día grande es hoy con el pregón de Luis Zahera, el multitudinario “xantar” y los conciertos

Unos niños llevan dos globos con un número 50, alusivo a las ediciones que cumplió la fiesta. |   // I.ABELLA

Unos niños llevan dos globos con un número 50, alusivo a las ediciones que cumplió la fiesta. | // I.ABELLA / A.Martínez

El alcalde en funciones de Ribadumia, David Castro, cortó ayer la cinta inaugural de la Festa do Viño Tinto do Salnés, que cumple 50 ediciones. Tras el primer paseo por la carpa, en la que venden sus vinos una docena de bodegas, y del brindis inaugural, el regidor explicó que para el futuro de esta fiesta es muy importante alcanzar la ansiada regularización administrativa de vino tinto Barrantes, que se obtiene de la “folla redonda”, una variedad híbrida. “Para que esta fiesta pueda seguir creciendo hay que lograr la regularización”, manifestó.

El alcalde de Ribadumia en funciones, David Castro (en el centro) durante el brindis inaugural de la fiesta. |  // IÑAKI ABELLA

El alcalde de Ribadumia en funciones, David Castro (en el centro) durante el brindis inaugural de la fiesta. | // IÑAKI ABELLA / A.Martínez

“Sabemos que hay trabajo muy avanzado”, prosiguió, e incluso apuntó un horizonte temporal, señalando que, “entre 2025 y 2027 será una realidad”. Si finalmente se consigue la regularización administrativa de la “folla redonda” y del vino tinto que se obtiene con esta variedad de uva, el Barrantes, los cosecheros que lo producen y los establecimientos hosteleros que lo comercializan podrán trabajar por fin a plena luz del día, sin miedo a ser multados.

Uno de los cosecheros históricos, y presidente durante muchos años de la comisión organizadora de la fiesta, Manuel Abuín, “Piris”, también apuntó que, “este vino lleva entre nosotros desde 1882”, y que en consecuencia ya no se puede considerar “foráneo”. “Es hora de que sea un vino nuestro, de la tierra”. Para los bodegueros que exponen sus caldos en la carpa central, esta fiesta es también un magnífico escaparate, pues les ayuda a dar salida a los excedentes de la última cosecha.

Barrantes espera hasta el domingo a miles de personas. La Festa do Viño Tinto do Salnés es una de las más importantes de la comarca, y el buen tiempo del fin de semana animará a buen seguro a muchos vecinos y visitantes a aproximarse hasta esta localidad de Ribadumia.

En los puestos de venta de la carpa central, las botellas de Barrantes se venden a seis euros, y las de variedades autóctonas, a nueve. En caso de consumir por copa o taza, la de Barrantes cuesta 1,50 euros, y el tinto autóctono, 2 euros.

El día grande

Hoy sábado es el día grande. Los actos oficiales empiezan a mediodía, y se centran en el entorno de la Carballeira de Barrantes. Allí, los jurados procederán a la última cata del concurso, mientras se produce la investidura de los nuevos Valedores do Tinto. La lectura del pregón, que este año corresponde al actor Luis Zahera, y el reparto gratuito de vino tinto, pan de maíz y chorizo son otro de los momentos más importantes de la jornada.

Posteriormente, tendrá lugar la comida de confraternidad, que este año reunirá a cerca de 900 personas en el pabellón, la cifra más elevada de su historia. A los postres es cuando se procede a desvelar el nombre de los ganadores del concurso. A media tarde hay una fiesta de la espuma para los niños, y la jornada finaliza con mucha música, desde un tributo a Sabina hasta la verbena con Gran Parada.