Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yolanda Díaz marisquea en Vilagarcía: "Tenemos que dar un paso adelante en el reconocimiento de las enfermedades profesionales"

La ministra de Trabajo experimenta en primera persona el “duro” trabajo de las mariscadoras, que se ejecuta “con muchas deficiencias” | Cita a Anmupesca a una mesa de diálogo sobre la demanda de formación reglada

Yolanda Díaz, una mariscadora más en Vilagarcía

Yolanda Díaz, una mariscadora más en Vilagarcía. María López

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Yolanda Díaz, una mariscadora más en Vilagarcía. María López

Ya lo dejó claro cuando pisó la playa de Vilagarcía enfundada en botas de agua: “Yo conozco bien este trabajo, fui asesora jurídica de una cofradía”. La ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno, la gallega Yolanda Díaz, no se olvida de sus orígenes pese a su salto a la capital y a la primera línea de la política estatal. Llegó ayer con media hora de retraso a la playa Compostela, donde –aprovechando su asistencia al ForoMar de UPTA – había quedado con las mariscadoras de Carril para conocer de primera mano su actividad y escuchar sus demandas. Una nube de periodistas la esperaba en la arena, así como las propias mariscadoras, que le regalaron una pulsera elaborada con material reciclado con una almeja babosa como ornamentación principal –que la ministra no dudó en ponerse de inmediato en la muñeca– y otra más pequeña con un berberecho para su hija. También se llevó a casa una bolsa con el kit de “Marisquiña” de Amarcarril.

La ministra no dudó en enfundarse en botas de agua. Iñaki Abella

La vicepresidenta, acompañada del secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez, y del delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, se dirigió hacia las mariscadoras que estaban faenando en el agua. Ayudada por Rita Vidal, exvicepatrona y presidenta de Amarcarril, Díaz cogió la “gancha” –tal y como denominan al rastro o raño en Carril– y probó a dar unos tirones para visibilizar este trabajo centenario profundamente feminizado (un 62%) que ha pasado de abuelas a nietas. “¡Dale fuerte!”, le aconsejaban las mariscadoras que estaban rastreando.

A la primera no hubo suerte, pero sí después y Yolanda Díaz, visiblemente satisfecha y contenta, consiguió extraer del banco marisquero almeja de Carril.

La vicepresidenta habla con las mariscadoras de Carril en plena faena en la playa Compostela. Iñaki Abella

"Un día especial"

“Hoy es un día especial porque estoy en Galicia y soy de aquí. Estoy con un colectivo que muchas veces es desconocido fuera de Galicia y que forma parte de un modelo productivo clave para nuestra comunidad autónoma y también para el resto de España”, dijo en gallego. La ministra reconoció que las mariscadoras de a pie desarrollan su actividad con “muchísimas deficiencias” y “en malísimas condiciones”, y que aunque se ha incorporado a la Ley de Pesca la demandada subida del coeficiente reductor al 0,15 para equiparar a este sector con el marisqueo a flote (masculinizado), “todavía queda mucho por hacer”.

Como por ejemplo en cuanto al reconocimiento de las enfermedades profesionales, otra ardua batalla en la que las mariscadoras llevan tiempo implicadas pero que por el momento no ha dado resultados: “Como país tenemos que dar un paso adelante y avanzar en el reconocimiento de enfermedades profesionales porque trabajan en el exterior y se enferman. No son enfermedades comunes”, aseveró la ministra.

Yolanda Díaz, una mariscadora más en Vilagarcía

Yolanda Díaz, una mariscadora más en Vilagarcía María López

Rita Vidal, mariscadora: "No puede ser que una cofradía tumbe acuerdos de la agrupación sectorial"

En ello coincidió Rita Vidal, la voz que hizo llegar a la mandataria estatal las necesidades de la agrupación: “Le dije que mi madre y mi abuela ya eran mariscadoras, y que estamos en el siglo XXI y seguimos sin que determinadas dolencias se reconozcan que son producidas por el trabajo que desempeñamos todo el invierno a la intemperie y todo el verano al sol”. Las más habituales son lumbalgia, cervicalgia y hernias, así como migrañas y problemas de vista por la exposición al sol.

Rita Míguez, presidenta de Anmupesca (Asociación Nacional de Mujeres de la Pesca), añadía un par de horas después en la clausura del ForoMar que también el cáncer de piel y la infección de orina estaban a la orden del día.

Yolanda Díaz tirando del raño con las mariscadoras de Carril. INAKI ABELLA DIEGUEZ

El relevo generacional (la edad media son 55 años), una revisión del funcionamiento de las cofradías y la necesidad de una formación reglada son otras de las preocupaciones de las mariscadoras. “No puede ser que un pósito tumbe acuerdos alcanzados por la agrupación de marisqueo que no afectan a otros sectores”, considera la carrilexa Rita Vidal, quien advirtió de la entrada de marisco foráneo “a precios irrisorios contra el que no podemos competir”. “Muchas de nosotras apenas llegamos al salario mínimo interprofesional”, agregó más tarde en el Auditorio de Vilagarcía su tocaya.

Allí la ministra Yolanda Díaz le garantizó que la próxima semana su equipo la telefoneará para participar en la primera mesa de diálogo social en la que se “avanzará en vuestra imprescindible formación”.

Rita Míguez: “Hay que reducir el IVA del pescado al 4%”

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela; y la presidenta de Anmupesca, Rita Míguez; se encargaron ayer de clausurar el ForoMar organizado por UPTA. Su máximo responsable, el vilagarciano Eduardo Abad, ejerció de maestro de ceremonias y en la retahíla de agradecimientos no se olvidó de la exalcaldesa de Cambados por su apoyo a la primera edición del foro, que se celebró el año pasado en la villa del albariño.

Una de las cifras aportadas por la presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres de la Pesca apunta a que solo un 5,44% de las personas embarcadas son mujeres. “Hay 63.353 trabajadores del mar y 10.075 somos mujeres, un 15%”, agregó.

Míguez reivindicó políticas públicas para mejorar el sector. Además del coeficiente reductor del 0,15 para mariscadoras, redeiras y bateeiras, las mujeres de la pesca reivindican que el IVA del pescado se reduzca al 4%.

Por su parte, el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, consideró que “si se consiguió ese 0,15 no es casualidad”. En este sentido, elogió al Gobierno estatal por su “sensibilidad” en tiempos de crisis, especialmente por su “escudo social”. “La bajada fiscal va a beneficiar a un millón de autónomos, mientras otros reducen los impuestos a los ricos”, espetó en alusión a la Xunta. Varela puso el foco en la importancia del sector marisquero para Galicia y para la ría de Arousa, “la más productiva del mundo”.

Compartir el artículo

stats