Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿El Campo da Fonte de Faxilde es público o privado? Ya hay resolución de la Valedora do Pobo

La Alta Comisionada da la razón al Ayuntamiento de Vilagarcía y archiva la queja de la asociación de vecinos

Representantes de la asociación de vecinos de Faxilde. | // IÑAKI ABELLA

La Valedora do Pobo da por concluido el expediente abierto a raíz de una queja presentada por la asociación vecinal de Faxilde en la que denunciaba la presunta apropiación de terreno público (Campo da Fonte) por parte de un particular y la omisión de deber por parte del Concello de Vilagarcía.

Según dio a conocer ayer el Ayuntamiento, la Alta Comisionada cierra el expediente sin realizar ninguna llamada de atención, requerimiento o recomendación a Ravella, lo que “avala tanto la postura expuesta desde el primer momento por la administración local como la actuación realizada en todo el proceso”, defienden fuentes municipales. Es decir, que una vez conocidos los argumentos del Concello, la Valedora archivó el procedimiento.

Origen del conflicto

El conflicto se remonta a la firma de un convenio entre los propietarios de los terrenos y el Ayuntamiento, según el cual los dueños cedían a la administración 86 metros cuadrados para mejorar los servicios de la zona y cumplir las alineaciones previstas en el PXOM. Para rubricar este acuerdo, la propiedad presentó una escritura de compraventa de la parcela al anterior titular en el año 2015, un documento validado ante notario y en el que se identificaba tanto el solar con su referencia catastral como el anterior propietario y por tanto vendedor de los terrenos.

Ravella argumentó ante la Alta Comisionada que los documentos públicos notariales gozan de las presunciones de iuris tantum de veracidad y de legalidad en base a la legislación notarial, en tanto que “el funcionario vela por la regularidad no solo formal, sino material de los actos y negocios jurídicos que autorice o intervenga”.

Frente a esta “prueba irrefutable de la legalidad y veracidad del documento que corrobora la propiedad privada de los terrenos, los vecinos aportaron como prueba principal fracciones de una escritura de manifestación y partición de herencia con fecha de 1993 que carece de validez legal al no reflejar la integridad de la misma, ya que se presentan determinados fragmentos que ni siquiera se puede comprobar que pertenezcan al mismo documento”, explican desde el Concello.

Los demás documentos aportados por el colectivo vecinal eran una nota simple del Registro de la Propiedad relativa a la parcela en la que se sitúa en lavadero de Faxilde y datos relativos al Catastro actual y al histórico, que “no tienen la capacidad de acreditar la propiedad de un bien y mucho menos desvirtuar el contenido de la escritura pública de compraventa”.

Compartir el artículo

stats