Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así restauró el artista Lucas Míguez un cruceiro de Meis destrozado por un coche

El accidente se produjo el día de Todos los Santos de 2021

Lucas Míguez, ayer junto al cruceiro de San Tomé de Nogueira. | // NOÉ PARGA

El día de Todos los Santos de 2021, un conductor deslumbrado por el sol se empotró contra el cruceiro situado junto a la iglesia de San Tomé de Nogueira, Meis. La pieza quedó destrozada, desmembrada en numerosos fragmentos, algunos minúsculos. Otros pedazos quedaron bañados en los líquidos del motor del vehículo. Pero el Ayuntamiento no dio por perdido el cruceiro, y le encomendó la restauración al artista Lucas Míguez. Hace apenas unos días, el monumento fue repuesto en su ubicación, ya arreglado.

Míguez explica que fue un trabajo físicamente extenuante, por el peso de la piedra, y muy laborioso, puesto que hubo que ensamblar numerosos fragmentos de pequeño tamaño, “pero mentalmente disfruté mucho, porque estaba contribuyendo a mantener el patrimonio que tenemos”.

Lo primero que hizo Míguez fue limpiar las piezas manchadas de gasoil y otros líquidos con un cepillo de alambre. Fue una tarea de mucha paciencia, hecha a mano, puesto que si hubiese empleado una solución con hipoclorito, “dejaría la piedra blanca, y le habríamos quitado el tono que que le da el tiempo”. En una segunda fase del trabajo, fue necesario recomponer las piezas. El Cristo, por ejemplo, se había desprendido de la cruz, y tenía uno de los brazos roto en cuatro pedazos. La imagen del Apóstol tenía el rostro destrozado, y le faltaban algunos fragmentos.

Unió las piezas con una pasta aplicada solo por la cara interior, para que el corte pase desapercibido, y con unas pequeñas varas de acero inoxidable. En el caso de las piezas nuevas que desaparecieron en el accidente, las reconstruyó él, pero les dio un lavado fino con la pasta de cantero que usó como cola para envejecerlas, e igualar su tono al del resto del monumento. La restauración incluyó el arreglo de la mesa de ofrendas.

Lucas Míguez, que reside en Meis, es uno de los artistas arousanos más conocidos del momento. Tras labrarse una prolífica carrera en México y Estados Unidos, se asentó en la comarca de O Salnés. Es muy popular por sus esculturas figurativas tanto de personalidades como Ramón Cabanillas, Francisco Asorey o Manuel Fraga, como de personajes de ficción, como los creados por Valle Inclán o el Floreano de Gogue.

Pero también posee una vasta obra abstracta, que puede verse en la exposición permanente del pazo de Vista Real o, estos días, en una muestra de Torrado, en Cambados.

“Algunos son extraordinarios, verdaderas obras de arte”

Lucas Míguez jamás había restaurado un cruceiro. Solo recuerda que le encargasen un trabajo similar en la década de los 80, cuando reparó un “peto de ánimas” en Tomiño. La experiencia le ha gustado, porque es un firme defensor de la importancia del patrimonio cultural. Tanto es así que concede más importancia a, “mantener lo que tenemos” que a encargar proyectos escultóricos nuevos. “Debemos ser capaces de conservar nuestro patrimonio”. Lucas Míguez plantea que todos los cruceiros tienen su valor desde el punto de vista etnográfico o sentimental para los vecinos de un lugar o una parroquia concretos, aunque no significa que todos ellos sean piezas artísticas relevantes. Pero también los hay que sí lo son.

“Hay cruceiros de todo tipo, malos, regulares y muy buenos. Algunos, como el de Hío, son extraordinarios, verdaderas obras de arte”. Lucas Míguez recuerda que estas obras fueron creadas casi siempre por canteros, que han quedado en el anonimato, pero que poseían unas cualidades enormes, y sostiene por ejemplo que en el Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago trabajaron más manos que las del afamado Mestre Mateo. “Ha habido mucha gente que se pasó la vida trabajando por un mendrugo de pan, pero que lo hizo con cariño y dedicación”.

El artista muestra la imagen del Santiago peregrino, que quedó muy dañada después del accidente Noe Parga

Compartir el artículo

stats