Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Variante Espiritual vuelve por sus fueros después de la pandemia

La Mancomunidade espera que se mantenga como el tercer Camiño de Santiago más recorrido

Peregrinos pasan por la Variante Espiritual de O Salnés. Iñaki Abella

Finales de 2019, la Variante Espiritual que une el Camiño Portugués y la Traslatio marítima, cierra el año con más de 10.000 peregrinos, una cifra que la convierte en el tercero de los Camiños de Santiago, tan solo superada por el propio portugués y por el francés, culminando unos años, desde su creación, de constante crecimiento. Sin embargo, la pandemia truncó por completo esa situación que, dos años después, va a tratar de recuperarse.

Así lo reconocen desde la Mancomunidade de O Salnés, la entidad que creó e impulsó esta variante con el objetivo de sumarse a la tradición xacobea e ir incorporando un tipo de turismo que, hasta ese momento, apenas circulaba por la comarca. Ramón Guinarte, gerente de la Mancomunidade, subraya que “los datos que estamos manejando este año apuntan a que se van a recuperar las cifras de 2019, lo que nos volverá a convertir en el tercero de los caminos que llevan hasta Santiago, además, con mucha diferencia sobre el resto, ya que tan solo el Camiño da Costa está creciendo en los mismos niveles”. De todas formas, como reconoce Guinarte, realizar el Camiño da Costa y la Variante Espiritual no es algo incompatible.

Una de las cuestiones que más satisfacción causa en la Mancomunidade la puesta en marcha de la Variante es que “se está creando toda una economía en torno a esta ruta, desde la creación de albergues hasta las empresas de transporte marítimo, pasando por el traslado de mochilas o diferentes servicios a lo largo de todo el camino”. Toda esa actividad ha regresado a una relativa normalidad después de dos años muy duros, en los que, salvo el verano pasado, apenas hubo peregrinos debido a la pandemia y a las restricciones impuestas para frenarla. Sin embargo, el hecho de ser al aire libre y tener libertad de movimientos ha hecho ver a “muchos peregrinos que el Camiño de Sanitago es seguro y que es atractivo para hacer por sus paisajes, gastronomía y actividades”.

Guinarte entiende que una de las cuestiones que beneficia a la variante es “ser la unión entre dos caminos, como son el portugués y el marítimo, la posibilidad de hacer el camino original por mar hacia Santiago de Compostela es lo que mueva a muchos de los peregrinos, sobre todo de otros países a realizarlo”.

El diferente concepto de la Ruta Padre Sarmiento


Además de la Variante Espiritual, la Mancomunidade cuenta en estos momentos con otra ruta vinculada al Camiño de Santiago, la Ruta Padre Sarmiento. En ella se ha tratado de recrear el recorrido que, a principios del siglo XVIII, realizó Frei Martín Sarmiento por la comarca de O Salnés en su periplo hacia Santiago de Compostela. Desde un primer momento, desde la Mancomunidade vieron que el funcionamiento no iba a ser el mismo que la Variante. Mientras este son solo dos jornadas antes de iniciar la navegación, la Ruta Padre Sarmiento es un periplo de nueve días por la comarca de O Salnés, visitando prácticamente todos los municipios que la integran y discurriendo por el litoral. “Hemos detectado que la Padre Sarmiento es percibida como un concepto diferente, ya que los que la eligen suelen ser grupos que realizan el recorrido por tramos, es decir, un fin de semana hacen uno de los tramos, el siguiente el otro, y así sucesivamente”. Además, la Padre Sarmiento también tiene un importante handicap para atraer peregrinos, la ausencia de albergues para refugiarse, algo que no ocurre en la Variante, donde han abierto varios establecimientos relacionados con los peregrinos en lugares como Ribadumia o Vilanova.

Compartir el artículo

stats