Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El episodio tóxico primaveral se desinfla

Ya solo quedan cerrados el 20% de los polígonos

El laboratorio del Intecmar, en Vilagarcía. | // IÑAKI ABELLA

El episodio tóxico primaveral de este año está resultando mucho más suave de lo que suele ser habitual, de ahí que los cierres de bateas de mejillón no resulten tan intensos como en otros afloramientos costeros anteriores.

Tanto es así que la paulatina disminución de las células tóxicas –esta vez del género lipofílico– ha permitido reabrir en los últimos dos días polígonos mejilloneros como el Muros B, Muros A, Portonovo C, Cangas H y Cangas D.

Quiere esto decir que únicamente permanecen inoperativos una decena en toda Galicia, situándose cuatro de ellos en la ría de Pontevedra y dos en la de Vigo, así como uno en Muros-Noia.

Las descargas de mejillón no descansan ni en Semana Santa

Las descargas de mejillón no descansaron ni en Semana Santa Manuel Méndez

Además de estar cerrados el de Baiona y los dos de Ares-Betanzos.

Dicho de otro modo, que la ría de Arousa mantiene abiertas sus 2.300 bateas, ya que están disponibles su 24 polígonos mejilloneros.

Al igual que lo están las bateas pertenecientes a tres de los cuatro polígonos muradanos, las de cuatro de polígonos de la ría pontevedresa y los parques de cultivo de otros diez localizados en la de Vigo.

20

Descargas de mejillón para el mercado francés Manuel Méndez

Así pues, de los resultados analíticos obtenidos en el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), con sede en Vilaxoán (Vilagarcía), se deduce que la actual primavera está resultando propicia para los bateeiros gallegos.

En cualquier caso, se trata de una época floja en cuanto a ventas, sobre todo porque hay escasez de mejillón y el que se comercializa es aún de pequeño tamaño.

Compartir el artículo

stats