Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dejen de preguntar para qué sirven las clases de Música

Los profesores de la especialidad demandan más horas lectivas y más inversión de la Xunta en instrumentos para que la materia reciba la relevancia que merece

Almudena Vidal dirige un grupo con instrumentos de viento y percusión. | // IÑAKI ABELLA

Los profesores de Matemáticas lo tienen fácil. A ellos, nadie les pregunta por qué esa materia es importante para los estudiantes. Los de Música, en cambio, tienen que responderla infinidad de veces. Cuando un docente de Educación Musical se queja de las escasas horas lectivas semanales que contempla el currículo académico, en seguida tiene que justificarse con una retahíla de argumentos sobre la importancia de esta disciplina para el desarrollo educativo y personal del niño o adolescente. Un valor que la administración educativa le racanea curso tras curso, ya sea convirtiéndola en una de las marías del calendario escolar o mediante una nula inversión en instrumentos.

Más de 200 estudiantes de los dos institutos de Cambados, el Ramón Cabanillas y el Francisco Asorey, se dieron cita durante la mañana de ayer en la plaza de Fefiñáns con motivo de la campaña “Musiqueando”, una iniciativa de la Confederación de Asociaciones de Educación Musical (Coaem), cuya finalidad es precisamente la de visibilizar en la calle el trabajo que se hace en las aulas de música de los centros educativos. Se estima que este año se han sumado a la iniciativa 40.000 jóvenes españoles.

Una vista de la actividad, en la plaza cambadesa de Fefiñáns INAKI ABELLA DIEGUEZ

La actividad de Cambados fue coordinada por un grupo de docentes, entre ellos los de Música, Almudena Vidal (Cabanillas), Ofelia Rodríguez y Moisés Amado (Asorey). Los chicos, todos ellos de segundo, tercero y cuarto de ESO fueron interpretando diferentes piezas de todos los estilos, con instrumentos variados: desde flautas y láminas hasta bajos eléctricos, baterías, teclados, guitarras, saxofones o panderetas. El colofón del acto fue una coreografía grupal, ideada por el bailador gallego Artur Puga, acompañante de Tanxugueiras en el Benidorm Fest, sobre la canción “Terra”, del trío gallego.

En toda la Educación Primaria, los niños solo reciben una hora semanal de Educación Musical

decoration

Fue uno de los momentos más emotivos de la jornada, tanto por la fuerza épica de la canción como por el hecho de ver juntos bailando a más de 200 chavales de dos institutos vecinos.

Almudena Vidal, que dirigía al grupo de alumnos encargados de tocar y cantar “Terra”, lamenta que la de Música siga siendo una materia menor para la administración educativa. “En Galicia seguimos con la pobreza de una sola hora semanal en Educación Primaria”, plantea la docente. Esto provoca que los estudiantes lleguen a los institutos con una formación endeble, salvo aquellos que hayan estudiado Música por su cuenta. Pero el panorama no es mucho mejor en Secundaria. En primero de ESO es ahora una asignatura optativa, pero en Galicia desaparecerá con el nuevo currículo; en segundo y tercero de ESO vuelve a ser obligatoria, con dos horas semanales; y en cuarto, se convierte una vez más en optativa. El futuro de la materia en Bachillerato pende también de un hilo.

Moisés Amado lamenta que se minusvaloren todos los atributos de una buena educación musical, ya que contribuye a mejorar las destrezas artísticas, la psicomotricidad e incluso la abstracción mental necesaria para entender bien las matemáticas. Y puesto que, “todos consumimos música”, una buena formación ayudaría a los jóvenes de hoy a ser en el futuro consumidores más críticos y responsables.

Compartir el artículo

stats