Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingresa en Psiquiatría un vilagarciano de 59 años tras amenazar con un cuchillo a su mujer, a su hijo y a un agente

La plantilla de la Policía Local de Vilagarcía, en el inicio de la pandemia. Iñaki Abella

Un vecino de Vilagarcía que inicialmente fue detenido por presuntas amenazas a su mujer y a su hijo con un cuchillo acabó ingresado en la Unidad de Psiquiatría del CHOP. Cuando los agentes lo inmovilizaron, el hombre, de 59 años de edad, declaró que había atacado a uno de ellos porque "quería que lo matasen, que él quería morir", apuntan fuentes municipales. Cuando la patrulla confirmó que el sujeto padecía depresión, lo trasladó al Hospital do Salnés, donde los médicos determinaron su ingreso en Psiquiatría, en Pontevedra.

Los hechos ocurrieron el martes por la tarde, cuando la Policía Local de Vilagarcía fue requerida por las víctimas para acudir a un piso de la calle Vista Alegre. Eran las 16.13 horas. El hombre, que responde a las iniciales F.R.G., fue quien abrió la puerta, diciéndole a los agentes que allí no estaba pasando nada. No obstante les permitió acceder al interior de la vivienda, donde comprobaron que su mujer y su hijo (mayor de edad) se habían escondido en una habitación para evitar ser agredidos. Según su testimonio, era habitual que el detenido les intimidase y amenazase con un cuchillo, si bien en esta ocasión "estaba más alterado", por lo que decidieron avisar a la Policía.

Tres intentos de agredir a un policía

En ese momento llegó al domicilio una patrulla de la Policía Nacional. Cuando iba a proceder al arresto, el individuo intentó encerrarse en un cuarto, algo que impidió uno de los agentes al meter una pierna en la puerta. Entonces el varón lo atacó con el cuchillo, sin llegar a tocarlo porque el policía se protegió tras la puerta. Tras este primer intento fallido, el detenido volvió a intentar acuchillarlo dos veces más, afortunadamente igualmente sin éxito.

Al caer al suelo, los efectivos aprovecharon para inmovilizarlo, y fue ahí cuando declaró que quería morirse. F.R.G. fue trasladado al Hospital do Salnés y posteriormente al CHOP. Su mujer y su hijo recibieron apoyo a través del departamento municipal de Servicios Sociales.


Denunciado un joven de Carril por conducir con una tasa de alcohol de 0,84 mg/l

Por otra parte, en la madrugada de hoy la Policía Local detuvo a un vecino de Carril que responde a las iniciales M.N.H.N, de 19 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial al circular en estado ebrio.

Los agentes circulaban por la céntrica plaza Doutor Carús, cuando vieron al joven aparcando su coche en una plaza de aparcamiento al cerciorarse de la presencia policial. Hasta el vehículo se acercó una mujer interpelándolo "de forma reiterada" supuestamente por un asunto de dinero, relatan desde el Concello de Vilagarcía.

Los efectivos se interesaron por lo que estaba ocurriendo y al acercarse al conductor comprobaron una fuerte halitosis alcohólica, por lo que procedieron a realizarle el test, con un resultado positivo de 0,84 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, es decir, más del triple del límite permitido (0,25 mg/l).

Compartir el artículo

stats