Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MERECIDO HOMENAJE y Mujeres que dan sentido a la vida

Música para tres “historias” de silencio, tragedia en tres actos

Lavandeiras de San Simón en una foto antigua | FARO

“Heroínas na Memoria” fue un proyecto adquirido por la Xunta, entre más de un millar de ideas culturales presentadas a concurso en toda Galicia. Un espectáculo ambientado en tres episodios de heroínas anónimas gallegas entre los años 20 y 40 del siglo XX: las hermanas Touza, las lavandeiras de San Simón y las heroínas de Sálvora. Ellas son el hilo conductor de una obra concebida por el compositor rianxeiro Antón Alcalde, que fue elegido por Lorente López y la BUMM para este encargo. La obra en sí responde a tres movimientos, con una duración musical de 40 minutos -más tiempo con el global del espectáculo-, cada uno en memoria de cada protagonista.

Su estreno será el próximo sábado 27 a las 20 horas en el auditorio de Ribadumia. Sobre el escenario, la Banda Unión Musical de Meaño, con un centenar de músicos, y dirigida por el maestro Diego Javier Lorente López. En las previas de los movimientos, textos inéditos de la escritora Eva Mejuto, que este año acaba de ganar con “A lavandeira de San Simón” el premio “Follas Novas do Libro Galego” y, durante la interpretación, espectáculo visual sincronizado con la música, a cargo de Belén García. Añadir, por un momento, el turno para la canción con la voz de la soprano meañesa Rosana Domínguez Rey.

Heroínas de Sálvora en una imagen histórica FDV

El espectáculo es gratuito hasta completar aforo. El público que desee reservar butaca podrá hacerlo a través www.eventbrite.es. Un aforo el del auditorio que de Ribadumia que, según confirman los organizadores, está próximo ya a completarse. En el caso de no haber reservado, el público podrá acceder in situ para hacerse con las butacas que queden vacías de no concurrir las personas que habían formalizado reserva.

Proyecto escolar

La asociación Banda Unión Musical de Meaño aprovechará para grabar el evento y convertirlo en vídeo que, en virtud del proyecto, y que a través de los canales de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, comenzará a distribuirse a los colegios.

El objetivo, convertirlo en herramienta para poder trabajar de manera transversal en los centros escolares e institutos, desde la Lengua Gallega a la Historia, pasando por la música, los valores éticos o la cultura, y poner sobre la mesa para trabajar con los escolares valores como la solidaridad, la libertad, la diversidad o la empatía, entre otros.

Banda Unión Musical de Meaño en un concierto Iñaki Abella

Eso sí, los que no puedan acudir el sábado o no acceder por agotamiento de aforo, se dispondrá de una segunda sesión para presenciar el espectáculo. Sera el 5 de diciembre en el auditorio de Valga, también con entrada libre.

Antón Alcalde (Rianxo 1992) es uno de los compositores gallegos con mayor prestigio internacional. No en vano, sus obras han sido presentadas en más de 30 países, habiendo recibido a lo largo de su trayectoria encargos de composición por parte de prestigiosas organizaciones nacionales e internacionales, como el Consello da Cultura Galega, la Real Filarmonía de Galicia, la Bevers Harmonieorkest (Bélgica) o la Izumo Symphonic Band Enishi (Japón), o incluso para solistas como el saxofonista Alexandre Doisy, el percusionista Roberto Oliveira o la saxofonista japonesa Hiroko Yamahawa.

Mujeres con coraje

Los textos y la música evocan tres episodios de heroínas anónimas gallegas. El primero, el de las “Lavandeiras de San Simón” (1º movimiento), que se remonta a la red de solidaria de docenas de lavandeiras de Redondela, Cesantes, A Portela y otros lugares cercanos. Entre los años 1936 y 1943, sumidos en la Guerra Civil y la represión de la posguerra, ellas, junto con el marinero Faustino da Portela que tejió esta red solidaria, se implicaron en asistir a los presos de San Simón y San Antón y a los del buque prisión Upo Mendi, fondeado en la ría. A través de sus manos, les llegaba ropa limpia, comida, mantas, medicinas, cartas de familiares y mensajes de aliento, que muchas colaban a escondidas o cosidas entre la ropa que hacían llegar a sus manos, aún a costa de arriesgar sus vidas. Unos 6.000 hombres padecieron en este presidio, de los cuales unos 700 fallecieron a causa de la malnutrición, las enfermedades, el hacinamiento y trabajos forzados. 

“El primer movimiento, en honor de las lavandeiras de San Simón -explica Antón Alcalde-, al estar ambientado en la represión de la Guerra Civil, resulta una música muy dura, con una percusión, y la disposición de la banda en el auditorio, que evocará de por sí el enfrentamiento bélico en el que transcurre este episodio”.

Trilogía musical

Desde Taiwán, donde vive afincado, reconoce a FARO DE VIGO que el proyecto que le propuso la Unión Musical de Meaño venía condicionado por el tiempo: “Era un proyecto ilusionante -afirmaba-, reivindicativo con el papel de la mujer, para el que la música debía estar acabado en poco más de mes y medio, y ello exigió una dedicación absoluta a la composición”. “La obra resultante -agrega- es un todo, pero se concibe en tres movimientos, uno por episodio de las heroínas, y con una línea musical de fondo que vuelve en todos”.

Reportaje sobre el homenaje a las mujeres de Sálvora que ayudaron a los náufragos del Santa Isabel FDV

La inspiración -explica- procedía de tres historias emocionantes de mujeres gallegas que arriesgaron sus vidas, y de los textos que sobre ellas escribía y me remitía Eva Mejuto, unos textos a los que debía supeditarse la música, para ser útil, describir y tratar de llegar más allá de las palabras”.

El Holocausto

El segundo de los movimientos trasladará al público a la labor de las hermanas Touza (Lola, Julia y Amparo), que en los años 40 regentaban una pequeña cantina en la estación de tren de Ribadavia. Ellas, a través de una red clandestina, se calcula que salvaron a unos 500 judíos huidos del holocausto nazi. Con conexión directa con Arístides de Sousa Mendes, cónsul luso en Burdeos durante II Guerra Mundial que sirvió salvoconductos a miles de judíos, las hermanas Touza acogían a los judíos que, atravesando España, optaban por la vía portuguesa para poder dar el salto a América. Viajaban escondidos en trenes de mercancías, temerosos de caer en manos del régimen franquista, para ser represaliados o deportados rumbo a los campos del holocausto. Cuando llegaban a Ribadavia los recogían las hermanas Touza para ser escondidos en alpendres y almacenes. De noche los trasladaban al faiado de su casa, y allí permanecían hasta que, en colaboración con dos taxistas y dos pescadores de la zona, se ofrecía el momento de cruzar la raia con Portugal. 

“El segundo movimiento, el de las hermanas Touza e inspirado en el holocausto -explica Antón Alcalde-, es un movimiento con una música más lírica, más intimista y transparente, que lo hace aún más cálido la voz de Rosana Domínguez en una canción a la que le di forma musical con el texto de Eva Mejuto”.

Y el tercer episodio histórico, y ahora musical, es el protagonizado por las “Heroínas de Sálvora”, en recuerdo de tres mujeres jóvenes que, en 1921, se volcaron en el rescate del naufragio del Santa Isabel. Se trata del buque-correo que partió de Bilbao, y que en su viaje a Cádiz, se disponía a hacer escala en Vilagarcía, con 269 personas a bordo. Fue al filo de la 01.30 de la madrugada del 2 de enero de aquel año recién estrenado en que el buque, sorprendido por la tempestad a la altura de Finisterre y se disponía a entrar en el ría cuando naufragó.

Dominio del pasodoble

Su vínculo con Meaño brota en 2016 cuando se hizo con el primer premio del Concurso de Pasodobles, convocado por la Unión Musical de Meaño, en el que, entre los 19 trabajos presentados desde diversas partes de la geografía española, se valoró su apuesta por la innovación y la reinvención del pasodoble, pieza que, por las bases, se bautizó con el título de “BUMM”.

En este proyecto vi una gran oportunidad de aunar la literatura con el lenguaje musical

Eva Mejuto - Autora de los textos

decoration

Volcada en la labor de recuperar la historia silenciada de tantas mujeres gallegas, la propuesta le llega a Eva Mejuto de manos de Olga Pérez Sanmartín, presidenta a la Unión Musical de Meaño. “Llevo años casando literatura e imagen en mis libros -explica-, pero en este proyecto vi una gran oportunidad para ir más allá, aunar la literatura con el lenguaje musical para contar una historia y llegar con más emotividad al público”.

“Estando a las puertas de este estreno -reconoce- me siento ilusionada, como cuando va a publicarse un libro, muy expectante de ver cómo se plasma y cómo echa a rodar en el directo un proyecto que aúna literatura, música e imagen para interactuar y llegar con esa carga emotiva a la gente”.

Lavandeiras de San Simón FDV

“Para las heroínas de San Simón -explica- aproveché un extracto de mi libro ‘A lavandeira de San Simón’, pero para los episodios de las hermanas Touza y de las mujeres de Sálvora, opté por hacer algo ex profeso, con unos textos que casaran con la música que Antón Alcalde estaba componiendo”.

Buen entendimiento

“Esto -agrega- nos hizo estar muy en contacto a través de las redes, y en todo este tiempo nos fuimos entendiendo muy bien, a pesar de la distancia de quien está componiendo desde Taiwán, compositor que es un lujo para un proyecto así”. “A lo largo de la fase creativa -concluye-, música y literatura se retroalimentan para poder llegar más lejos, y eso es verdaderamente emocionante a la hora de crear, ansío comprobar y estar muy atenta en como lo percibe el público”.

La escritora reconoce que las historias de las mujeres silenciadas es un fondo que mantiene en su literatura “y en el que sigo volcada recuperando la memoria de esas mujeres, que no figuran en la historia oficial contada, ni en las calles a las que no pudieron ni dar nombre”.

Cartel de la representación de Heroínas na Memoria a representar en Ribadumia y Valga FDV

Impacto contra las rocas

El barco Santa Isabel se hundió al impactar contra las rocas en las inmediaciones de Sálvora. Apenas 25 personas -incluyendo mayores, mujeres y niños-, eran los que permanecían en la isla aquella noche, por cuanto los hombres seguían de fiesta con sus familias por el año nuevo. 

Alertado por los gritos del farero, mientras una dorna ponía rumbo a Ribeira para dar aviso, tres jóvenes mujeres de Sálvora (María Fernández, Cipriana Oujo y Josefa Parada) se encorajinaron y desafiaron a la tempestad a bordo de dornas para acudir en ayuda de los náufragos.

En repetidos y exhaustos viajes entre el punto de zozobra y la isla, lograron salvar la vida de entre 20 y 50 náufragos, en la que fue una de las páginas más negras de la costa gallega, y que se saldó con 213 personas ahogadas.

Este tercer movimiento -explica Alcalde-, es diferente, y opté por adoptar musicalmente una visión más panorámica sobre el naufragio, para tratar de describir la zozobra desde una distancia”. “Es una movimiento -agrega- que se hará más agradecido al oído en una primera escucha, que resultará, lo que se diría, una música más comercial, figurativa”.

Compartir el artículo

stats