Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los tortuosos mares de Lino Silva

Lino Silva participó ayer en la presentación de su exposición en Torrado. | // IÑAKI ABELLA

Lino Silva es uno de los artistas más apreciados de la comarca. Su inconfundible estilo tenebrista y su actitud vital bohemia le han convertido en uno de los creadores más conocidos por el gran público. Y ahora regresa a las salas de exposición con “Horizontes perdidos”, una muestra compuesta por 20 pinturas acrílicas sobre papel, cuatro composiciones hechas por piezas de centollo y dos esculturas que Silva hizo entre finales de los años 60 y 70, antes de estudiar arte en la Mestre Mateo de Santiago y en San Fernando (Madrid).

La exposición podrá visitarse en la sala B del pazo de Torrado (Cambados) hasta el 30 de diciembre. El eje temático de “Horizontes perdidos” son los paisajes marinos, algunos de los cuales son alusiones a batallas navales, ya sea literarias o reales. Muchos de estos cuadros estuvieron ya colgados en la Rivas Briones de Vilagarcía en 2016, en una exposición que entonces se había llamado “Tras la tempestad”.

Una de las obras de la muestra, confeccionada con los caparazones de centollos Iñaki Abella

La actividad fue presentada ayer en la sala Torrado por el concejal de Cultura de Cambados, Constantino Cordal, el comisario, José Vaamonde y el propio Lino Silva, un artista al que el escritor y periodista Manuel Lueiro Rey tildó de “valleinclanesco” al ver sus “pinturas negras”. En los cuadros que se muestran ahora en Cambados hay también mucho de esa estética, con composiciones predominantemente abstractas, pero en los cuales se integran algunos elementos figurativos.

Marcelino Ramón Silva Núñez (Cambados, 1950) es conocido sobre todo como pintor, pero también ha hecho escultura y es autor de un par de poemarios.

Compartir el artículo

stats