Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove lanza un alegato en favor del diálogo en la escuela

Concentración de la comunidad escolar ante el colegio Rosalía de Castro de O Grove.

Cerca de un centenar de personas se concentró ayer a las puertas del colegio Rosalía de Castro de O Grove para mostrar su repulsa a la agresión verbal que sufrió una profesora por parte de la familia de un alumno. Esos hechos sucedieron la pasada semana y, muy pronto, toda la comunidad escolar del centro grovense, así como diferentes entidades sociales y políticas, entre ellas, el propio Concello y representantes de la corporación, se pusieron del lado de la víctima.

La concentración se desarrolló bajo diversos lemas, todos ellos vinculados al respeto y al diálogo para solucionar conflictos, que deben ser los elementos empleados no solo en un espacio como el Rosalía de Castro, sino en todos los ámbitos de la vida. “Por unha educación con respecto” y “no cole fálase, non se agrede”, los padres de O Grove mostraron su rechazo enérgico contra la violencia verbal y física, aguardando que un episodio de estas características no vuelva a repetirse en el futuro.

En el acto, celebrado ayer tras finalizar las clases de la jornada, participó todo el plantel de profesores del centro y su equipo directivo, padres de alumnos del centro y de otros de O Grove y representantes políticos, como la edil de Educación, Pilar Galiñanes.

La iniciativa había sido convocada precisamente por la ANPA Os Conchases, que aglutina a los padres del centro, encargándose una de sus representantes de leer un manifiesto en el que, además de dar su apoyo y máximo respeto a la labor que desempeñan los profesores, se solicitaba a toda la comunidad educativa que el colegio sea un lugar de diálogo y convivencia. Esas palabras fueron agradecidas por los directivos del centro que, durante la concentración, esgrimieron una pancarta apelando al diálogo y al respeto en los centros escolares, erradicando de su interior todo tipo de violencias.

La comunidad escolar también quiso dejar claro que la convivencia en el centro es buena ya que, en los últimos años, se ha dado una convivencia totalmente pacífica en la que los problemas se resolvían mediante el diálogo. Es por ello que la edil de Educación, Pilar Galiñanes, apunta que “se ha tratado de una situación puntual que aguardamos que no se vuelva a repetir y que la familia utilice otro tipo de comunicaciones con el centro”. La edil no duda en considerar lo ocurrido como algo “totalmente injustificable e intolerable”.

El desencadenante de esta concentración ocurrió hace algo más de una semana a las puertas del propio centro, en el momento en el que los niños de Educación Infantil accedían al interior del mismo. Una mujer, totalmente fuera de control, gritó, insultó, e incluso, llegó a realizar algún ademán agresivo contra una docente, algo que presenciaron horrorizados los niños. Desde el primer momento, la ANPA Os Conchases se puso del lado de los profesores, defendiendo su labor y aguardando a que hechos así no vuelvan a repetirse nunca más.

Compartir el artículo

stats