Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva variedad de vino: la uva blanca da Cabanelas o ratiño no estaba muerta

El equipo de investigación del CSIC. FdV

Albariño, caíño, mencía, sousón, torrontés, godello, treixadura, loureira y, entre otras muchas, la blanca de Cabanelas, que es como se conocía en la comarca de O Salnés a una variedad de uva que se creía prácticamente desaparecida, el ratiño, que en O Rosal llamaban cajarrento.

Las plagas de finales del siglo pasado arruinaron la producción de esta especie que ahora ha sido inscrita en el Registro de Variedades Comerciales, tal y como consta en el Boletín Oficial del Estado del pasado 11 de octubre.

Así lo explican en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) después de haber conseguido recuperar la ratiño gallega, una variedad que hasta la fecha “no existía legalmente, por lo que no se podían comercializar vinos con su nombre ni se podía plantar”.

Racimos de la variedad de uva recuperada por el CSIC.

Racimos de la variedad de uva recuperada por el CSIC.

Fue el Grupo de Viticultura, Olivo y Rosa (VIOR) de la Misión Biológica de Galicia (MBG) el que se encargó de demostrar que no es una especie ya registrada con otro nombre, para lo cual fue preciso manejar plantas de la colección del CSIC y otras localizadas en diferentes puntos.

Tres décadas de estudios

Y no ha sido flor de un día, ni mucho menos, sino que se emplearon “tres décadas de estudios botánicos, agrónomos, moleculares y de resistencia a enfermedades de esta y otras variedades”.

Una vez completado este largo y laborioso proceso de certificación puede decirse que la variedad blanca de Cabanelas o ratiño ya existe legalmente y está permitido plantarla y comercializar vinos con su nombre.

Desde 1986

Todo empezó en 1986 en el Instituto de Investigaciones Agrobiológicas de Galicia (Santiago) y continuó desde 1993 en la Misión Biológica de Galicia (MBG), en Pontevedra.

“Hace 35 años iniciamos la localización y estudio in situ de ejemplares vivos de esta variedad en distintos puntos de la comarca de Pontevedra, donde era ampliamente cultivada en la antigüedad, al igual que encontramos ejemplares, con otros nombres, en O Rosal y O Salnés”, explica Carmen Martínez Rodríguez, jefa del grupo VIOR.

7

Mar de Frades y el CSIC plantan tres tipos minoritarios y desconocidos de uva blanca Faro de Vigo

Fue en 1993 cuando “establecimos la colección de cepas vivas en la MBG, compuesta en la actualidad por cerca de un centenar de accesiones de vid, entre las que se encuentran varios ejemplares de ratiño gallega”, añade la investigadora.

Ya en diciembre de 2015 el CSIC “inició los trámites para el registro de la variedad, asumiendo además el coste del proceso de examen y aportando los datos científicos de los estudios”.

Racimos de la variedad Forcada. // Bodegas Torres

Racimos de la variedad Forcada. // Bodegas Torres

Hay varias bodegas interesadas

Carmen Martínez Rodríguez, jefa del grupo Viticultura, Olivo y Rosa (VIOR) que se encargó de certificar la validez de la variedad ratiño gallega y su recuperación para los canales de producción y comercialización, muestra la satisfacción de su equipo por este logro.

Al tiempo que destaca que “varias bodegas con las que llevamos a cabo proyectos nos han reiterado, en repetidas ocasiones, su interés por recuperar el cultivo y la comercialización de ratiño gallega”.

Una de las más interesadas fue, quizás, Viña Moraima (Barro), que contactó con los investigadores “solicitando apoyo para que dicha variedad fuese reconocida oficialmente como única y autóctona”.

Compartir el artículo

stats