Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Pazos Escultor

“La arquitectura no es más que una escultura habitable”

En su taller, Pazos posa con una de las esculturas que se entregan en la gala Iñaki Abella

La trayectoria del escultor Francisco Pazos, nacido en Meaño hace 60 años, es aval más que suficiente para que el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia lo eligiese como encargado para diseñar y modelar las catorce estatuillas necesarias en la entrega de sus premios a los mejores proyectos del año. Y eso es justo lo que ha hecho para su XIX edición, que tendrá lugar este sábado en el vilanovés pazo de Baión. Francisco Pazos ha esculpido para la ocasión esas catorce piezas sin más guía que su mano, sin moldes, de modo que cada una de ellas sea única, como los edificios que se premiarán a lo largo de la gala del sábado con ellas.

–¿Cómo sienta este reconocimiento por parte de sus colegas arquitectos?

–Sin duda, es todo un honor que me hace estar muy agradecido con ellos. No es un encargo al uso, sino que han confiado en mi capacidad y me han permitido volar, creando una obra en forma de premio que creo que me identifica perfectamente. La arquitectura no es más que una escultura habitable, por ello que mi gremio y el suyo están estrechamente ligados. Son muchas las referencias que en mi trabajo he interiorizado y que en realidad tienen origen en la arquitectura, pues siempre influye en cualquier artista todo aquello que le gusta.

–¿De qué manera define la pieza que ha diseñado y se entregará a los galardonados?

–Se trata de una guerrera. He hecho muchos guerreros y en este caso quería cambiar algo pero conservar mi esencia. En total son catorce las piezas que he esculpido, siendo doce de ellas para entregar a los galardonados proyectos, otra para el premio a la trayectoria de un determinado artista y una última para quedarse el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia con ella. Estas dos últimas son más grandes, siendo una de ellas un guerrero, ya que las normales numeradas del uno al doce miden 30 centímetros. Todas ellas están realizadas en granito y cada una de ellas es única, pues no he empleado ningún tipo de molde. De ese modo, cada uno de los premiados recibe una obra completamente original que, y estoy seguro de esto, sabrán valorar como se merece.

–El que conozca su obra sabrá al instante que el escultor de esta estatuilla es usted.

–Si en algún lugar esta escultura tiene mi sello, es en su acabado. Se trata, la que recibirá el premiado, de una pieza llena de contrastes, con una parte tosca y agreste y otra pulida y lisa, muy diferentes entre si pero que conservan y transmiten, cada una a su manera, esa sensación de dureza e inmortalidad. Por supuesto, esas diferencias se notan en los detalles, no existen dos partes diferenciadas como tal. Esas partes rugosas casi parecen desgastadas, de tal modo que la escultura tiene un aire a viejo, a añejo, que en mi opinión la convierten en una pieza todavía más singular.

–¿Ha empleado alguna técnica en concreto para conseguir esos acabados tan especiales?

–Precisamente para conseguir ese aire arcaico he empleado una técnica que me gusta mucho. He sometido al granito que compone la escultura, una vez esta está modelada, al fuego. Con una simple hoguera, con su fuego constante y su origen en la combustión de madera, se consigue que la piedra labrada abra sus poros y se empape de ese humo, de tal modo que la piedra logra un tono más oscuro del que tenía. No me gusta el color de la piedra nueva, demasiado gris cuando es granito. Me parece que le falta contraste, ya que por todas sus partes presenta mucha uniformidad. Mi trabajo y mi sello personal se centran precisamente en acabar con esta sensación.

–¿En qué se diferencia su escultura de un trofeo al uso?

–Trofeos hay muchos. Están hechos en serie, de otra manera, y creo que no tienen la misma magia para los galardonados que algo como la escultura que yo he preparado. El Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia está premiando al arte con más arte, algo que sin duda me parece acertado y como para tomar nota los organizadores de cualquier otro tipo de certamen.

Compartir el artículo

stats