Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El crecimiento desaforado de positivos lleva al nivel más alto a Cambados, O Grove y Meaño

La hostelería de Cambados podrá abrir el interior de sus locales con un aforo del 30% a partir del sábado

La hostelería de Cambados podrá abrir el interior de sus locales con un aforo del 30% a partir del sábado Noé Parga

Con el número de casos en crecimiento desbocado por toda la comarca, el comité clínico decidió ayer ubicar en el nivel más alto de restricciones a cuatro municipios de O Salnés: Sanxenxo, O Grove, Cambados y Meaño. Sin embargo, esa subida de nivel coincide con un cambio en las condiciones que la Xunta ha puesto en marcha para afrontar la quinta ola de la pandemia del coronavirus y que vuelven a afectar, de manera particular a la hostelería.

Conscientes de que la mayor parte de estos municipios tienen un importante contenido turístico y que cerrar los establecimientos puede ser una condena a la ruina, el comité clínico ha decidido variar un tanto las condiciones. Así, los cuatro municipios que se encuentran en el nivel máximo permitirán a los establecimientos hosteleros tener un 30% de ocupación en el interior y un 50% en las terrazas. Eso sí, todos los clientes deberán aportar una PCR negativa, un certificado de vacunación completo o haber superado la enfermedad para poder sentarse en el interior. El ocio nocturno en esos municipios queda cerrado, mientras que también se prohiben las reuniones, excepto convivientes, en la calle de 1.00 a 6.00 horas.

En Cambados, uno de los municipios que sube a este nivel, se da la paradoja de que los hosteleros no van a poder abrir el interior de sus locales mañana, estando en el nivel alto, pero si el sábado, cuando pasen al nivel máximo de restricciones, una decisión que muchos entienden como una fórmula para encajar a Sanxenxo y evitar el cierre de la hostelería en el municipio más turístico de Galicia en plena temporada alta y para calmar el malestar que había en otros municipios vecinos por sufrir restricciones más severas en su hostelería pese a tener cifras inferiores.

Los tres, junto a Sanxenxo, verán limitados su actividad hostelera a un 30% en interiores y 50% en exterior

decoration

En el nivel medio se sitúan ahora los municipios de A Illa, Vilanova de Arousa y Vilagarcía lo que permitirá a la hostelería activar el 50% del interior de los establecimientos y el 50% de la superficie de su terraza. Al igual que en el nivel máximo, los clientes deberán aportar un certificado de vacunación completa, una prueba negativa o haber superado la enfermedad y el ocio nocturno permanecerá cerrado.

En el nivel medio se encuentran los municipios de Meis y Ribadumia, donde la característica principal es que el ocio nocturno va a poder abrir sus puertas pero al 50% de aforo en el interior y con 75% en el exterior. Estos establecimientos deberán cerrar sus puertas a las 3.00 horas. Todas estas medidas se aplicarán a partir del sábado, una vez se publiquen en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y su duración vendrá determinada por la evolución en el número de contagios durante los próximos días, pero se estima que poco va a cambiar la situación antes del mes de agosto.

La modificación de los criterios es valorada por la mayor parte de los alcaldes afectados como algo “relativamente” positivo, ya que el sector más castigado por la pandemia está siendo la hostelería cuando, en la mayor parte de los brotes detectados en esta quinta ola, poco o nada ha tenido que ver. Además, la mayor parte de los hosteleros estaban cumpliendo, de forma escrupulosa, con las normas y obligaciones que se les indicaban desde las autoridades sanitarias, de ahí que viesen las restricciones que todavía están en vigor como un auténtico e injusto castigo.

Tras conocer las nuevas medidas que deberán aplicarse en el municipio a partir del próximo 24 de julio, el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, señaló que “el crecimiento de los positivos en los últimos diez días fue explosivo y tenemos que esforzarnos para revertir esta situación. Ya lo hicimos en otras ocasiones y lo podemos volver a hacer”.

“El crecimiento de los positivos en los últimos diez días fue explosivo y tenemos que esforzarnos para revertir esta situación. Ya lo hicimos en otras ocasiones y lo podemos volver a hacer”

Telmo Martín - Alcalde de Sanxenxo

decoration

La semana pasada, en una reunión mantenida con el conselleiro de Sanidade y los regidores de la comarca de O Salnés, Martín solicitó que se exigieran pruebas negativas o el certificado de vacunación para acceder al interior de la hostelería. Al haber dictado la Xunta que así será a partir del sábado, Martín valoró “muy positivamente que se permita un 30% en el interior, siempre que se acredite que se está libre de Covid”.

Fátima Abal, alcaldesa de Cambados, reconocía ayer estar “asombrada” por el cambio de nivel de su municipio. Aunque no dudaba en agradecer el cambio de criterios del comité a la hora de relajar las medidas restrictivas a la hostelería local en plena temporada turística. Abal insistía ayer en que las medidas que se aplicaban a la hostelería eran “injustas porque todos éramos conscientes de que no eran estos establecimientos los causantes de los brotes localizados en el municipio”. Su compañero en el grupo de gobierno, Tino Cordal, reconocía tener “una sensación agridulce, por un lado, se han atendido nuestras demandas en lo relativo a la apertura del 30% en interior de la hostelería porque existen mecanismos y herramientas para tener una hostelería segura”. Por otra parte, decepcionados por “la incidencia, que es muy elevada, con unos números que nunca pensábamos tener, lo que va a obligar a la hostelería a cerrar a la 1 de la mañana en pleno Albariño”. Cordal también habló de “incongruencia de la Xunta, ya que, ahora, con nivel máximo de restricciones, vamos a poder hacer lo que no se podía en nivel alto”.

"Esta decisión deja ver la incongruencia de la Xunta, ya que, ahora, con nivel máximo de restricciones, vamos a poder hacer lo que no se podía en nivel alto”

Tino Cordal - Edil de Sanidade de Cambados

decoration

El alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, lamentaba que las cifras del municipio “nos han llevado a pasar del nivel bajo al máximo, sin espacios intermedios; lamentamos que no se hubiesen tomado medidas antes porque todos veíamos cual era la evolución”. Ahora, “no queda otra que asumir esa situación, porque a 1 de julio había 3 positivos y ahora tenemos 94”.

Carlos Iglesias, de AIlla, y Gonzalo Durán de Vilanova, valoraban de forma positiva el paso a nivel medio, sobre todo por la posibilidad de que la hostelería pueda abrir las puertas del interior de sus establecimientos. Vilagarcía es otro de los municipios que se encuentra en nivel medio de restricciones, una circunstancia que el regidor, Alberto Varela, aprovecha para empalzar a la població na cumprir las normas y evitar que los contagios vayan a más. El regidor vilagarciano, como presidente de la Federación Galega de Municipios, reconoce también que echa de menos que “se nos escuche a los alcaldes antes de tomar determinadas decsiones” al considerar que pueden aportar para evitar la extensión de la pandemia en sus respectivos municipios.

Un millar de positivos

La comarca se ha convertido en uno de los grandes focos de contagio de Galicia, ya que solo en O Salnés se supera el millar de casos activos en estos momentos. El municipio en el que más ha impactado la quinta ola de la pandemia ha sido Sanxenxo que ayer reportaba una veintena de casos nuevos, por lo que cuenta con 305 positivos. O Grove ha experimentado un importante crecimiento, situándose ya en los 94 casos activos, mientras que en Vilagarcía la cifra ha pasado de 230 el martes a 246 ayer. Estos dos municipios están batiendo récords en el número de casos pese al importante avance en la vacunación. Ninguno de los dos llegó a situarse en estas cifras durante otros momentos de la pandemia. También Cambados se encuentra en una situación preocupante, con 162 casos activos, mientras que en Meaño se ha disparado el número de casos en los últimos días, situándose ya en 56, una cifra muy preocupante que ha llevado al comité clínico a situar a este municipio entre los ocho que se encuentran en el nivel máximo de restricciones.

Donde la pandemia parece haber frenado su empuje ha sido en municipios como Vilanova, A Illa, Meis y Ribadumia. En los cuatro se registró ayer un ligero incremento en el número de casos que apunta a una estabilización de la situación. En el primero de los municipios, la cifra de infectados es de 77, con un incremento de tres casos diario, mientras que en A Illa se ha pasado de 36 a 38. En Meis, la cantidad de positivos actuales es de 32, mientras que en Ribadumia la cifra se ha estabilizado en 26.

Escasa participación en los cribados de la comarca


Una de las fórmulas para tratar de localizar brotes en la comarca de O Salnés han sido los cribados, un método que no está dando el resultado esperado ya que apenas participa en ellos la mitad de la población a la que están destinados, incluso en aquellos en los que es necesario inscribirse para acudir. Un ejemplo de ello es el que se realizó en Vilagarcía el pasado martes, con una capacidad para atender a 1.474 jóvenes de entre 18 y 35 años y a la que solo acudieron 762, un 51% del total de la capacidad que tiene Fexdega. De ellos, cuatro de los participantes arrojaron un resultado positivo tras la prueba. La pasada semana se celebraron otros dos cribados en los que se citó a jóvenes de entre 18 y 35 años de edad de Vilagarcía, Vilanova, Cambados y A Illa. en ambos se citó a 1.200 usuarios, de los que acudieron en el primero de ellos, celebrado el día 16 458 y en el segundo 516, con una decena de positivos en cada uno El edil de Sanidade de Cambados, Tino Cordal, no dudaba ayer en animar a participar en este tipo de cribados aunque entendía que el método elegido ahora por la Xunta no es el más adecuado ya que “este tramo de población no está acudiendo allí a donde está siendo citado, para cuanto más poner en marcha cribados con autocita”. Insiste en que “estamos viendo que en los cribados en los que se está citando a las personas la participación apenas supera el 40% por lo que me temo que, con este nuevo sistema, ese porcentaje sea todavía más bajo”. Su municipio va a ser escenario mañana de uno de estos cribados que se llevará a cabo en las dependencias del pabellón de San Tomé durante toda la jornada.

Compartir el artículo

stats