Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De cuando los jóvenes cuidan de los jóvenes

La visita de Cristina Pichel y el alcalde al campo de voluntariado, ayer.   | //  FDV

La visita de Cristina Pichel y el alcalde al campo de voluntariado, ayer. | // FDV

El compromiso de la juventud valguesa con su pueblo es digno de reconocimiento. Son ocho los muchachos voluntarios en la Escola de Verán que el municipio organiza durante estos meses en el CEIP Baño-Xanza, encargados de tutelar a los niños para que estos pasen un verano divertido a su lado.

La directora xeral, durante la visita cursada ayer. FdV

“Intentamos ayudar lo máximo posible, queremos que los niños se relacionen entre ellos y se lo pasen bien, aunque siempre teniendo en cuenta la pandemia”, comenta una de las voluntarias, Nerea Bouzas, de 17 años, que dona su tiempo al beneficio común.

Este proyecto, Escola de Verán, une a dos generaciones valguesas, fomentando los lazos entre ellas a través de actividades lúdicas y fomentando que unos disfruten y aprendan con los otros.

Existe otro fin, el de la conciliación de los padres, que ven en esta iniciativa un salvavidas social en su afán por dejar a sus hijos en buenas manos y, aún así, poder estar disponibles en sus puestos de trabajo y quehaceres cotidianos.

No solo eso, los monitores, jóvenes, aprenden la importancia de la solidaridad y de la ayuda mutua, clave en comunidades vecinales pequeñas.

Participantes en la actividad. FdV

Quien organiza la Escola de Verán es el Ayuntamiento de Valga, que viene de recibir 4.800 euros de la Consellería de Política Social para sacar adelante esta iniciativa de voluntariado juvenil.

La visita de la directora xeral

El alcalde, José María Bello Maneiro, destacó que todo el programa se hacía “en beneficio de las familias de Valga”.

Un momento de la visita. FdV

Ayer, junto con él, visitó el proyecto la directora xeral de Xuventude, Participación e Voluntariado, Cristina Pichel, que obsequió a los voluntarios con unas camisetas para agradecerles su solidaria labor.

De la mano del Concello

Compartir el artículo

stats