Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenan al Concello de Vilanova por modificar las condiciones de un trabajador

| El tribunal considera que no estaba justificada

La sala número tres del Contencioso administrativo de Pontevedra ha obligado al Concello de Vilanova a devolver la situación laboral en la que se encontraba un trabajador municipal al que se le modificó, de manera sustancial, su situación sin ningún tipo de consulta o condicionante que así lo indicara. La situación se remonta al 2019, cuando el Concello decide realizar una serie de modificaciones puntuales a la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) sin tener en cuenta las alegaciones presentadas y que ese documento está totalmente obsoleto, por lo que se necesita uno nuevo.

A este operario, que se encontraba en Servizos Sociais, se le cambia a Cultura, modificándole de manera sustancial el horario de trabajo y pasando a trabajar de tarde y en fines de semana. El trabajador presentó alegaciones contra esa decisión que fueron desestimadas, por lo que recurrió al Contencioso administrativo que obliga al Concello a devolverle su situación anterior y condena a la administración local a las costas del juicio.

Con la modificación de la RPT se le obligó a cambiar de manera sustancial sus horarios, cubriendo fines de semana y tardes

decoration

La sentencia, que fue dada a conocer por el PSOE en el pleno celebrado el pasado lunes, se señala que “lo pretendido con esta modificación de la RPT por parte del Concello fue forzar la desaparición de una serie de condiciones laborales, lo que revelaría una más que evidente actuación maliciosa por parte de la administración”.

La sentencia también descarta que existiese “buena fe” por parte del Concello y llega a calificar la negociación de la RPT como realizada en términos “vacuos, huecos, alejados de la finalidad que se perseguía, lo que lleva a la conclusión certera de que estamos ante una auténtica desviación de poder que vicia de nulidad la modificación puntual de la RPT del Concello de Vilanova”.

Es por ello que el tribunal considera que se debe estimar el recurso del trabajador, con anulación de la resolución recurrida y la “consiguiente declaración de nulidad, por desviación de poder y falta de motivación sustancial del acuerdo que se adoptó en el pleno del 27 de enero de 2020, en el que se aprobó, de forma definitiva, la modificación número 21 de la RPT del Concello”. La sentencia incluso habla de “una actuación fraudulenta de la administración”. El PSOE presentó al término del pleno una serie de preguntas para que el grupo de gobierno clarifique los motivos de una sentencia “tan dura como la que ha dictado el contencioso”.

Durán: “Siempre voto a favor de los vecinos”


Tras varios avatares, el pleno del pasado lunes sirvió para aprobar, al fin, la modificación puntual número 24 de las normas subsidiarias, una modificación que trata de legalizar una vivienda en Baión para evitar una posible demolición. El punto fue introducido por la vía de urgencia en el pleno, algo que sorprendió al PSOE que, aunque acabaría votando a favor, acusó al regidor de utilizar el chantaje y la amenaza para conseguir su voto favorable. Durán descartó cualquier chantaje y aseguró que “nosotros siempre vamos a votar en favor de los vecinos y más en una cuestión como esta”. El PSOE aprovechó para reclamar la redacción de un PXOM y acabar con las modificaciones puntuales, una figura que “el regidor utiliza de manera clientelar”.

Compartir el artículo

stats