Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cien balizas ecológicas para señalizar el río Ulla entre Cortegada y Pontecesures

Alberto Moreira propone balizas rojas en un lado del río y verdes en el otro. | // CEDIDA

Basemar, la empresa del vilagarciano Alberto Moreira, ha presentado a la Fundación Xacobeo un proyecto para balizar el Ulla entre la isla de Cortegada y el puerto de Pontecesures con motivo del Año Santo, el cual aumentará la afluencia de embarcaciones por el río, pues por él discurre la Ruta do Mar de Arousa (ahora rebautizada por “Mar de Santiago” por Vilanova, Catoira, Valga y Pontecesures). Al igual que el Xacobeo, también el Concello de Vilagarcía y municipios impulsores de “Mar de Santiago” ven con buenos ojos la iniciativa.

Moreira advierte de que “la falta de señalización puede ser un peligro para la navegación, además de disuadir a las embarcaciones de que hagan la ruta fluvial” y visiten lugares emblemáticos de la travesía como las Torres del Oeste de Catoira, las Brañas de Laíño en Dodro o hacer una parada en Valga o en Pontecesures.

Los parques de cultivo

Inicialmente el proyecto estaba pensado para balizar los viveros de Carril (de hecho ya hay un prototipo colocado en el muelle carrilexo y otro en la playa de Compostela), pero Moreira apunta que “los ríos, parques naturales o embalses navegables son lugares ideales para la utilización de la baliza Basemar”.

El emprendedor utiliza un fondeo ecológico o de bajo impacto ambiental combinado con el uso de un mástil, por donde se desplaza la boya verticalmente, señalizando siempre el mismo punto independientemente de las mareas, corrientes o vientos, “lo que la hace única en el mercado”, defiende el vilagarciano.

El sistema de fondeo helicoidal permite que la baliza pueda cambiarse de lugar en el caso de que las corrientes varíen los arenales y la zona navegable.

La propuesta de Alberto Moreira abarca la instalación de las boyas a lo largo de un trayecto de aproximadamente 19 kilómetros. Calcula que será necesario colocar cien balizas: 50 de color verde a un lado del cauce y otras tantas rojas en el otro margen.

Logo del Xacobeo

Con motivo de la conmemoración del Xacobeo, propone dotar a las boyas de banderas con el logotipo del Año Santo.

El tiempo necesario para la instalación de la señalización se estima en quince días, dependiendo de las condiciones meteorológicas.

Un barco nodriza se encargará de transportar las balizas por el río, el equipo de buzos y las herramientas, mientras que otra embarcación servirá de apoyo para acceder a los lugares donde se instalarán las boyas.

Empresas turísticas de la zona respaldan el proyecto

Antes de presentar el proyecto de balizamiento del Ulla a la Fundación Xacobeo y a algunos concellos, Alberto Moreira sondeó la opinión de empresas turísticas conocedoras del río y su entorno. Las firmas que consultó vieron muy necesaria la señalización del cauce para evitar peligros en la navegación, sobre todo pensando en la náutica privada “no tan conocedora del río”. El Concello de Vilagarcía, por su parte, se comprometió a presentar en Fitur la iniciativa a otros ayuntamientos de la comarca que pudiesen estar interesados en el balizamiento.

Premio al emprendimiento

Alberto Moreira recibió el año pasado el segundo premio del concurso de Iniciativas Emprendedoras convocado por la Concejalía de Promoción Económica de Vilagarcía por su proyecto de balizamiento para los parques de cultivo de Carril, la idea en la que se basa la señalización propuesta ahora para el río Ulla.

Se trata de un hierro galvanizado que va fijado al fondo marino para que no se mueva ni con las corrientes ni con el viento. El sistema va acompañado de una boya de polietileno.

Ahora falta que alguna administración materialice su interés en un contrato para que el proyecto no se quede en papel mojado.

Compartir el artículo

stats