Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Somos pide a la subdelegada que revise la actuación policial en la casa de Castro

Enrique Oubiña y David Castro, en el centro, cuando formaban parte del mismo gobierno de Ribadumia

Enrique Oubiña y David Castro, en el centro, cuando formaban parte del mismo gobierno de Ribadumia Noé Parga

Somos Ribadumia solicitó ayer el amparo de la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, para que revise la actuación de la Guardia Civil en la fiesta del alcalde David Castro. La formación política considera que los agentes fueron condescendientes con las personas que estaban participando en la reunión, de ahí que pida a la subdelegada una investigación.

“El alcalde se exhibió públicamente esa noche como una persona que está por encima de la ley, y la actuación de la Guardia Civil confirmó esa impunidad”, plantea el portavoz de Somos Ribadumia, Enrique Oubiña, en su solicitud de amparo a la Subdelegación.

En el escrito remitido a Pontevedra, el concejal de la oposición afirma que en la fiesta se superaba el aforo máximo de personas no convivientes y sostiene que los agentes llegaron a la vivienda sobre las 1.15 horas de la madrugada, de modo que también se estaba infringiendo el toque de queda. Por ello, afirma que las personas que estaban participando en la reunión, “estaban actuando fuera de la ley con total conocimiento de la causa”.

“Las personas que tienen cargos públicos deben tener comportamientos responsables y respetuosos”

Enrique Oubiña - Somos Ribadumia

decoration

Enrique Oubiña afirma que hay numerosos testigos oculares tanto del tono que había adoptado la reunión en el domicilio de David Castro como de la posterior llegada de la Guardia Civil y que la fiesta, “causó mucho malestar”, tanto entre los ciudadanos como entre los hosteleros, la mayoría de los cuales habían cerrado a las 23.00 horas.

Asimismo, Enrique Oubiña ha remitido un comunicado en el que insiste en su petición de dimisión para David Castro, de quien dice que ha rozado, “el absurdo” con sus declaraciones en prensa. Cree que la reunión, “es reprobable”, ya que, “las personas que tienen cargos públicos deben tener comportamientos responsables y respetuosos”.

Compartir el artículo

stats