Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Nacional Republicana investiga a empresas portuguesas en depuradoras gallegas

Imagen de archivo de un registro policial efectuado en depuradoras de moluscos arousanas.

Imagen de archivo de un registro policial efectuado en depuradoras de moluscos arousanas. FdV

Las autoridades policiales y judiciales de Portugal vuelven a fijarse en Galicia, y más concretamente en sus plantas depuradoras de moluscos. Lo hacen al abrigo de una investigación centrada en empresas portuguesas a las que se sigue la pista para determinar si están cometiendo fraude fiscal cuando venden sus productos en España.

Efectivos de la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal, acompañados de miembros de la Guardia Civil y su Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), visitaron en los últimos días instalaciones depuradoras de moluscos asentadas en diferentes localidades gallegas.

“En esta ocasión, como en tantas otras, volvieron a recurrir a nosotros para pedirnos documentación relacionada con empresas portuguesas que nos suministran producto”

Depuradores de moluscos gallegos

decoration

Entre las inspeccionadas, para recabar todo tipo de documentación al respecto, se encuentran al menos cinco ubicadas en la comarca arousana, concretamente en los municipios de O Grove, Sanxenxo y Cambados.

La visita de la Guardia Civil a una de las depuradoras, el lunes. FdV

Niegan responsabilidad

Los empresarios depuradores consultados aseguran que esta vez el operativo no tiene nada que ver con la llegada de almeja ilegal procedente de zonas cerradas por presencia de biotoxinas.

“En esta ocasión, como en tantas otras, volvieron a recurrir a nosotros para pedirnos documentación relacionada con empresas portuguesas que nos suministran producto”, detallan.

“Cuando Portugal tiene problemas nos los acaba trasladando a nosotros"

Estas fuentes argumentan también que “cuando Portugal tiene problemas nos los acaba trasladando a nosotros, ya que investigando a los suyos aparecen aquí para hacer registros o reclamar documentos, aunque lo tengamos todo en regla”.

Efectivos policiales en un registro anterior en depuradoras arousanas. FdV

Lo que sucedió esta vez es que parece haber una empresa exportadora que no está declarando todo correctamente en Portugal, “de ahí que vinieran a pedirnos facturas y a preguntarnos qué cantidades de dinero le habíamos abonado y de qué forma le habíamos transferido el dinero”.

Otra vez Setúbal

Es una conocida compañía que distribuye su producto bajo varias marcas diferentes. Se trata, sobre todo, de almeja japónica extraída en la desembocadura del río Sado, junto a la ciudad de Setúbal.

“Prácticamente todos los problemas se están generando con la producción de almeja en Setúbal”, explican los empresarios depuradores consultados por FARO DE VIGO.

Compartir el artículo

stats