Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El patrón mayor de Carril insiste en la necesidad de reflotar el marisqueo

José Luis Villanueva, en el centro, y otros miembros de la cofradía. FdV

Las representantes de la agrupación de marisqueo a pie de Carril esperaban que el pasado lunes la junta general de la cofradía apoyara su solicitud de adaptación del plan de explotación del colectivo para enviarlo a la Consellería do Mar y, a posteriori, pedir al ISM la correspondiente indemnización por cese de actividad por causa de fuerza mayor, intentando compensar así tras pérdidas supuestamente causadas por las riadas de febrero.

Pero, según el presidente de esa agrupación, Rolando Vidal, el patrón mayor no habría avalado la demanda, alegando, como ya había anunciado en FARO, que antes de tomar decisiones habría que conocer los informes de un biólogo externo.

Ahora, y dado que esa agrupación sostiene que retrasar el proceso deja al sector “con el agua al cuello”, el patrón mayor salta a la palestra para decir, básicamente, que eso tendrían que haberlo pensado antes.

Las mariscadoras de Carril se reunieron el lunes en asamblea antes de que en la Xunta Xeral de la cofradía se aplazase la votación de la adaptación del plan de explotación.

Dicho de otro modo, que “de esta situación no se puede culpar a nadie más que a quien organizó la estrategia, obviando que la cofradía de pescadores cuenta en su junta general con una mayoría de vocales muy capacitados a los que no es fácil engañar o distraer de sus responsabilidades”, espeta José Luis Villanueva.

La mayoría están cobrando por baja médica

A lo que añade que “la mayoría de las mariscadoras de Carril está cobrando por baja médica –en la campaña de Navidad estaban en esa situación el 74%– y otras están percibiendo una prestación del Gobierno”.

Y fueron ellas, las mariscadoras –también con algún hombre en el colectivo– las que en octubre “optaron por cesar la actividad después de una sobreexplotación y dejando el recurso mermado, de forma que se vieron obligadas a esforzarse más para conseguir los cupos”.

20

Mortandad de marisco en Carril. Iñaki Abella

Una estrategia que el patrón mayor cuestiona abiertamente, ya que “propició que las riadas que precedieron a la campaña de Navidad causaran la mortandad de la mayoría del recurso que quedaba”.

No es la primera vez que José Luis Villanueva, hablando en representación del cabildo, pone en entredicho la capacidad de la agrupación de marisqueo a pie.

Recuperar el marisqueo a pie y ponerlo en valor a la mayor brevedad

Ahora vuelve a hacerlo, sobre todo cuando dice que “la mayoría de los miembros de la junta general” que preside están “totalmente concienciados” sobre la necesidad de tomar medidas “para recuperar el marisqueo a pie y ponerlo en valor a la mayor brevedad”.

Lo piensa así porque se trata de “un sector que debería tener como horizonte cercano la autosuficiencia, aunque para ello tengamos que realizar esfuerzos extraordinarios, trabajando juntos y con un único fin”.

En 2014 estaba peor

Al hilo de lo cual, Villanueva recuerda que en 2014, cuando llegó al cargo, “el marisqueo a pie en Carril estaba peor que ahora , con unas rentas de entre 12 y 15 euros diarios por persona”.

Sin embargo, la cofradía brindó apoyo a la agrupación, y viceversa. Excepción hecha de los miembros del marisqueo a pie que “en la actualidad llevan la voz cantante de ese colectivo, pues siempre estuvieron en contra de cualquier iniciativa que no fuera de su interés particular”.

Unas personas, por cierto, que “juegan a ser independentistas al tiempo que abusan aprovechándose del esfuerzo ajeno”.

José Luis Villanueva.

Volviendo al asunto de fondo, es decir, a la pretendida petición de ayuda por cese de actividad puesta sobre la mesa por el colectivo de marisqueo a pie, el patrón mayor de la cofradía carrilexa vuelve a remitirse a un informe de la Consellería do Mar “en el que se valora la escasez de recursos, pero sin entrar a valorar las medidas necesarias para recuperar zonas de marisqueo”, manifiesta.

Es por ello que José Luis Villanueva propuso, y la junta general lo aprobó, “contratar los servicios de un biólogo externo y experto en marisqueo”.

Compartir el artículo

stats