Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lado oscuro del autocaravanismo: “ovejas negras” y daños ambientales

Área de servicio para autocaravanas de Fexdega (Vilagarcía). |  // IÑAKI ABELLA

Área de servicio para autocaravanas de Fexdega (Vilagarcía). | // IÑAKI ABELLA

No todo es de color de rosa en el mundo del autocaravanismo. En A Illa lo saben bien. Esta localidad pesquera es un auténtico paraíso para los viajeros sobre ruedas, ya sea por la belleza de sus paisajes o por la posibilidad de pasar la noche casi a pie de playa. Y esto ha generado una serie de problemas que el Concello pretende cortar de raíz. “El aparcamiento libre nos está costando la destrucción de dunas y la apertura de caminos en zonas verdes por las que no deberían pasar los vehículos”, afirma el concejal de Seguridad Ciudadana, Luis Arosa.

“El aparcamiento libre nos está costando la destrucción de dunas y la apertura de caminos en zonas verdes por las que no deberían pasar los vehículos”

Luis Arosa - Concejal de Seguridad Ciudadana de A Illa

decoration

Otro de los problemas que supone el autocaravanismo en A Illa es el proceder de quienes vacían las aguas grises o residuales directamente en las alcantarillas. “Levantan una tapa del alcantarillado y lo vacían todo, sin darse cuenta de que a lo mejor están evacuando aguas residuales a una canalización de pluviales, y que eso nos va a generar después vertidos al mar”. “Quizás sean unos pocos, las ‘ovejas negras’, pero los problemas que originan esas ovejas negras son importantes”, recalca.

Por ello, el Concello de A Illa adoptará este mismo verano una serie de medidas para controlar y regular mejor el autocaravanismo. Así, se van a vallar las zonas dunares de Cabodeiro, Riasón y Aguillón, para evitar que las autocaravanas -y los turismos- aparquen sobre ellas, mientras que en Gradín se va a prohibir directamente el estacionamiento, que actualmente sí se permite en horario diurno.

Además, A Illa va a ser dura con los estacionamientos indebidos, controlando que las caravanas no ocupen más espacio del que les corresponde o plazas pensadas para los turismos, como sucedió en el pasado en la explanada de O Bao. “Nos encantaría poder ofrecerles un área con todos los servicios, como hay en otros pueblos. Pero el Concello de A Illa no tiene ningún terreno lo suficientemente amplio para habilitar un área de autocaravanas”, señala Luis Arosa.

"A Illa no tiene ningún terreno lo suficientemente amplio para habilitar un área de autocaravanas”

Luis Arosa - Concejal de Seguridad Ciudadana de A Illa

decoration

Por ello, pide a los viajeros que quieran acercarse a A Illa que se ciñan a las 25 plazas existentes en O Bao -y que solo se pueden ocupar durante un máximo de 24 horas-, o que, “recurran a los campings”. “Tenemos dos buenos campings en O Carreirón, con espacios preparados para las autocaravanas. Es ahí donde tienen que ir”, plantea el edil.

Pero no solo hay quejas en A Illa. A principios de abril, la asociación Emgrobes emitió un durísimo comunicado, pidiendo al Concello de O Grove una ordenanza municipal sobre la materia, y mano dura con los autocaravanistas que aparcan o pernoctan en zonas protegidas o no habilitadas. Y hace unos meses, la Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC) incendió el ambiente por sus mensajes en contra de la acampada libre.

Los defensores

José Manuel Ibáñez, de Autocaravanas Arousa atribuye los recelos a este tipo de viajeros, “al miedo al cambio”. “Hace 30 años, veías venir una autocaravana y pensabas en gente pobre, sin hogar. Pero hoy esa imagen no se corresponde con la realidad. Los autocaravanistas suelen ser gente de alto poder adquisitivo”. En su opinión, estos tira y afloja podrían resolverse en gran medida si hubiese más áreas para las autocaravanas, donde pudiesen cambiar las aguas y pernoctar. “Pero como en tantas otras cosas, en España vamos a la cola. A cierre de 2019, había en España 600 áreas, mientras que Francia tiene 3.000, y Alemania, 6.000”.

"Como en tantas otras cosas, en España vamos a la cola. A cierre de 2019, había en España 600 áreas, mientras que Francia tiene 3.000, y Alemania, 6.000”

José Manuel Ibáñez - Vendedor

decoration

Silvia Calvo y Carlos Puga también hacen un llamamiento al diálogo y el entendimiento, para evitar, “que paguen justos por pecadores”. Para ellos, la libertad de aparcar y pasar la noche en un lugar que les haya enamorado es precisamente uno de los aspectos más bonitos del autocaravanismo. Y lo que más critican los detractores.

“En las zonas protegidas no se debe permitir el estacionamiento de autocaravanas, pero tampoco de turismos”.

Silvia Calvo - Bióloga

decoration

“Nosotros respetamos la naturaleza y a la gente al mil por mil. En todos estos años no hemos tenido ni un solo problema”, afirma Puga. Para el fotógrafo, no tiene sentido prohibir el estacionamiento de las autocaravanas, “porque son vehículos, como lo es un turismo”. “Si aparcamos en un sitio en el que no hacemos daño a nada ni a nadie, ¿qué problema hay?”, se pregunta. Silvia Calvo cree que, “con una buena gestión y un poco de sentido de todas las partes habría cero problemas”. Eso sí, la bióloga tampoco es partidaria de la barra libre. “En las zonas protegidas no se debe permitir el estacionamiento de autocaravanas, pero tampoco de turismos”.

Pocas áreas con servicios en O Salnés

En O Salnés hay seis áreas específicas para autocaravanas, según el portal web de Turgalicia. Están en Vilagarcía, Sanxenxo y Dena. En el aparcamiento de Fexdega se encuentra uno de los mejor valorados por los usuarios. Tiene 10 plazas, servicios para el cambio de aguas y es gratuito.

Casas sobre ruedas de 50.000 euros a 2,5 millones

Se llama Marchi Mobile EleMMent Palazzo. Cuenta con una superficie habitable de 68 metros cuadrados, baño con spa, una terraza chill-out sobre el techo y un motor de 600 caballos de potencia. Está considerada la autocaravana más lujosa y cara del mundo, pues cuesta a partir de 2,5 millones de euros. Es, lógicamente, un vehículo extraordinariamente caro. Pero esto no significa que las autocaravanas que se ven a diario por la carretera sean baratas. El precio medio de salida ronda los 50.000 euros, “y a partir de ahí, puedes gastar todo lo que quieras”, sostiene José Manuel Ibáñez, de Autocaravanas Arousa. La vivienda de este tipo de vehículos cuenta con salón-comedor, cocina de butano con nevera, baño con ducha, y uno o dos dormitorios, así como una bodega en la que transportar desde bicicletas hasta maletas. El mercado de segunda mano también ha experimentado un enorme crecimiento desde el COVID, y esto se refleja igualmente en los precios. José Manuel Ibáñez afirma que hace un par de días vendió por 41.000 euros un vehículo de 2018, con 84.000 kilómetros. “Estamos en un momento en el que se vende lo invendible”, añade, y cuenta que hace poco más de un mes le compraron una Bürstner de 1996 por casi 19.000 euros. Son también muchos los que optan por el alquiler. Los precios, como siempre, son muy heterogéneos, y van desde los 80 o 90 euros por noche que se suelen cobrar en temporada baja, hasta los 150 de media que cuesta el arrendamiento en Semana Santa o verano. Ibáñez recomienda a quien nunca viajó en autocaravana alquilar una y probar antes de meterse a ciegas en una inversión tan elevada, “pero a la hora de la verdad la gente se tira directamente a comprar una. También ahora se compran coches por internet sin verlos antes”. La estancia en un camping sale a una media de entre 20 y 30 euros por noche para un vehículo con dos pasajeros -es más caro si viajan más, pues el camping permite utilizar todos los servicios del alojamiento-, mientras que las áreas de autocaravanas van desde las gratuitas hasta los 15 euros diarios.


Compartir el artículo

stats