Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El caos en la calle Conricado tiene fecha de caducidad

Imagen que demuestra que la calle no está preparada para el doble sentido de circulación que soportó hasta ahora.

Imagen que demuestra que la calle no está preparada para el doble sentido de circulación que soportó hasta ahora. FdV

Mañana a las 9.00 horas se pone en marcha una reordenación viaria que los grovenses deberán tener muy en cuenta, ya que muchos van a quedarse sin un atajo habitual para sus desplazamientos desde la parte oeste del municipio hacia Monte da Vila.

Y es que la calle de Conricado pasa a tener un solo sentido de circulación y, por tanto, solo se permitirá avanzar por ella desde el entorno del viejo pabellón polideportivo de Monte da Vila hacia Entrehortas, pero no al revés.

Recogida de firmas, en 2019

De este modo se pone fin a un caos viario que en 2019 incluso llevó a los vecinos a recoger firmas para exigir soluciones, alegando que desde que el Concello instaló un parking disuasorio para la calle Castelao en Entrehortas, este último lugar ha experimentado un considerable aumento del volumen de tráfico.

Los vecinos denunciaron hace años que los camiones causaban daños en las viviendas. FdV

El alcalde, José Cacabelos, justifica el cambio de direcciones diciendo que “es una calle demasiado estrecha que, a pesar de ello, tiene doble sentido de circulación y es muy transitada, ya que todos las usamos para atajar cuando vamos al instituto, centro de salud, polideportivo o al campo de fútbol desde O Sineiro, Campos, Meloxo, Avenida de Portugal y demás zonas de la parte oeste”.

Lo que se hace hasta ahora es “atajar por la calle Claudio Iglesias y meternos por ese tamo de Conricado para llegar a Monte da Vila, por lo que casi a diario, sobre todo en horas muy concretas, se produzcan importantes atascos y exista un claro peligro, ya que, insisto, es una calle muy estrecha y sin aceras donde se cruzan coches que avanzan en sentido contrario sin espacio suficiente para ello”.

“Es una calle demasiado estrecha que tiene doble sentido de circulación y es muy transitada, ya que todos las usamos para atajar cuando vamos al instituto, centro de salud o al polideportivo desde O Sineiro, Campos y demás zonas del oeste”

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

decoration

De ahí que, tras muchos años escuchando quejas y buscando soluciones, se haya decidido, de acuerdo con la Policía Local, que desde mañana solo sea posible circular desde el entorno del pabellón por la calle Conricado hacia Entrehortas, de tal forma que por la calle Claudio Iglesias solo se podrá acceder hasta el parking de Entrehortas.

El plano elaborado por la Policía Local. FdV

Todos los demás, los que quieran ir desde la parte oeste del pueblo a Monte da Vila, “ya no podrán usar ese atajo, sino que, necesariamente, tendrán que dar un pequeño rodeo bajando por Beiramar para subir por Luis Casais y Pombal”.

Lo que demandaban los vecinos

De este modo se da la razón a los vecinos que recogían firmas alegando que Conricado y Entrehortas no eran calles preparadas para soportar el paso de tantos vehículos.

Molestos por la situación, y muy preocupados por su integridad física, los ciudadanos intentaron recabar el mayor número de apoyos posible para presionar a la Administración y lograr que aporte soluciones urgentes, “antes de que ocurra una desgracia”. 

En aquella recogida de firmas se decía que “Conricado y otras calles anexas no soportan una afluencia de tráfico para la que no fueron diseñadas”, tratándose de viales “estrechos” por los que “circulan vehículos en ambos sentidos, a veces sin respetar a los peatones”.

Compartir el artículo

stats