Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gobierno y sindicatos siguen sin alcanzar el consenso sobre los puestos de trabajo

Quedan por definir varias categorías y, por tanto, también los salarios actualizados

Público asistente a un reciente pleno de Meaño. | // NOÉ PARGA

En Meaño colea desde hace seis años la aprobación de la RPT (Relación de Puestos de Trabajo), un documento que no ha cristalizado desde entonces, y que se considera necesario para clarificar la situación laboral de los 80 trabajadores municipales, sus obligaciones y retribuciones salariales. Una demanda que las fuerzas sindicales y oposición insisten desde entonces. En el dique seco se había quedado una primera RPT en 2015, y otra iniciada en octubre de 2018 continúa sin cristalizar.

El último paso dado, se plasmaba en una reunión mantenida el pasado día 15 de marzo en el concello, con presencia de la empresa redactora, que es Galivalia Consulstgo, el alcalde Carlos Viéitez y representantes sindicales, en aras a llegar a una entente. Tras ella quedan por valorar, entre otros aspectos, asuntos como el puesto de dirección de la Escola Municipal de Música de Meaño, si bien otras propuestas como la creación del puesto de tesorería municipal, no ha prosperado. Sí se han aceptado, en cambio, algunas enmiendas relacionadas con las funciones del personal, entre ellas la de eliminar la que atribuía a la conductora-cuidadora, labores de mantenimiento del vehículo asistencial. Este documento se halla, pues, en fase negociadora, a expensas aún de dos o tres encuentros más, según reconocen las fuerzas sindicales.

Esta RPT que condiciona en gran parte el parón de los presupuestos municipales 2021 que, de hecho, no se han sometido aún a pleno. De momento se ha optado por prorrogar los de 2020, mientras no cristalice el documento. Según explican los representantes sindicales, el regidor presentó a los sindicatos una propuesta de presupuestos para 2021 que, en esencia, respondía a las partidas del año 2020, incluidas las referidas al capítulo del personal. Si los sindicatos lo aceptaban dejaría vía libre para el presupuesto del ejercicio de 2021, que está en vilo. Pero las fuerzas sindicales se posicionaron en contra de ese documento presupuestario, argumentando que respondían a un “corta y pega” del ejercicio de 2020.

Jerónimo Fernández de CSIF explica la posición sindical: “Lo que nos presentaron era una copia del presupuesto de 2020. Por nuestra parte no podíamos admitirlo, cuando en materia del personal laboral, aquel presupuesto está impugnado por tema laboral y pendiente del fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia”. “Cabían dos opciones -agrega-, una esperar por la aprobación de la RPT, u otra, elaborar un presupuesto que luego podrían modificar en la partida del personal.

Compartir el artículo

stats