Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE reclama contraprestaciones para Baión por la planta de Sogama

Censuran que el alcalde, Gonzalo Durán, no las solicite | Recuerdan que a Cerceda se les compensó con un parque acuático

Presentación del proyecto que Sogama quiere poner en marcha en Vilanova. |  // NOÉ PARGA

Presentación del proyecto que Sogama quiere poner en marcha en Vilanova. | // NOÉ PARGA

El Partido Socialista de Vilanova reclama a la Xunta “contraprestaciones” para Baión, parroquia en cuyo polígono industrial se va a instalar una planta de reciclaje de Sogama. La formación que dirige Javier Dios Pomares asegura que no se opone a ningún adelanto medioambiental que suponga un beneficio para la colectividad pero “una planta de estas características va a suponer un perjuicio para los vecinos de Baión en forma de malos olores o la circulación de muchos camiones con basura con destino al polígono”.

Es por ello que les sorprende que el alcalde, Gonzalo Durán, no haya reclamado ningún tipo de compensación ante la instalación de esta planta, y ponen de ejemplo lo ocurrido en Cerceda, donde la instalación de Sogama supuso “la creación de un parque acuático que es referencia en toda Galicia”.

Los socialistas lamentan que el alcalde de Vilanova “no solo no pida nada, es que ni siquiera sus propios compañeros le comunican la instalación de algo de esta importancia y se entera por la prensa; esto significa que es un cero a la izquierda en su partido y se dedica a agachar la oreja y a consentir que le pongan cualquier tipo de instalación sin ningún tipo de contraprestación”. También choca en la formación que Durán ensalce los beneficios del reciclaje, “justo en un Concello en el que no existe un punto limpio y la recogida selectiva es pésima”.

El proyecto que Sogama quiere poner en marcha en el polígono industrial de Baión supondrá una inversión de 15,5 millones de euros y el recinto dará servicio a 25 municipios situados en un radio de 50 kilómetros de distancia. La planta va a ocupar 19.600 metros cuadrados de la denominada como manzana 5. De esa superficie, 9.000 estarán ocupados por las naves. Una de las grandes preocupaciones de los vecinos es la emisión de malos olores, algo que, desde Sogama, negaron tajantemente en la presentación del proyecto, asegurando que no se emitirán gases ni malos olores. La Xunta sacó esta semana a licitación la redacción del proyecto por un importe de 157.000 euros, con tres meses por delante para presentar los pliegos. La obra en sí arrancará, previsiblemente, a mediados de 2021, por lo que las previsiones apuntan a que podría estar en funcionamiento a finales del próximo año.

Compartir el artículo

stats