La empresa Ànforum salió al mercado desde el Concello de Valga para “revolucionar el mundo de la vitivinicultura” introduciendo barricas ovoides realizadas en granito.

Apenas tres años después puede decirse que esos depósitos de piedra, construidos en un taller de Ribadumia, cosechan sus primeros éxitos a nivel nacional e internacional, como así lo atestiguan las altas puntuaciones alcanzadas en Alemania y Barcelona por algunos de los vinos criados en su interior

Parece que parte del éxito radica en la porosidad del granito, ya que “permite una microoxigenación constante del vino, facilitando la generación de aromas y mineralidad”. Pero hay otros muchos secretos que analizar.

"La forma ovoide favorece el movimiento del vino en el interior del depósito y hace que las lías se mantengan en suspensión"

Uno de ellos es la forma ovoide de las barricas, ya que “favorece el movimiento del vino en el interior del depósito y hace que las lías se mantengan en suspensión, lo que aporta mayor untuosidad y volumen en boca”.

Así lo confirma Martín Busto, el director comercial de esta empresa valguesa, con sede social en la avenida de A Coruña, que tiene también entre sus cabezas visibles a Fernando y Álex García. Juntos hacen lo posible para trabajar la piedra conjugando la más moderna tecnología con la tradición artesanal.

Miembros del equipo de Ànforum. FdV

El resultado es “la recuperación de una parte de nuestra historia, con el vino como protagonista”, a través de la introducción en los mercados de esos huevos de piedra hueca con un espesor de 10 centímetros que en su parte superior incorporan una tapa asistida por una válvula de seguridad y una boca de llenado.

"Incorporan una tapa asistida por una válvula de seguridad y una boca de llenado, además de una puerta lateral o 'boca de hombre”

Ànforum

Estas barricas de piedra diseñadas para mimar al vino, y dotadas de una puerta lateral o “boca de hombre” que facilita el acceso al interior, para favorecer las labores de limpieza y mantenimiento, se presentaban hasta ahora en tres formatos.

Los tres modelos existentes hasta ahora. FdV

Así, los bodegueros podían accede al modelo B500, de 430 litros de capacidad y 1.395 kilos de peso; al B700, de 735 litros y 1.470 kilos; o al B1700, de 1.635 litros y 2.975 kilogramos.

La experiencia, como se explicaba al principio, ha sido positiva, dado “el éxito cosechado por esos modelos y la gran aceptación de los vinos elaborados en este tipo de barrica”.

Un paso más

Pero en Ànforum Barricas de Piedra han decidido dar un paso más en el diseño de estos recipientes, dotados también de un termómetro y dos grifos, uno inferior, para su completo vaciado, y otro lateral, a modo de catavinos en el que extraer pequeñas muestras y hacer un seguimiento exhaustivo del proceso de vinificación.

Ese paso no es otro que el lanzamiento de la B3000, sin duda la barrica de piedra más completa de esta empresa valguesa que, con su creación, quiere “dar respuesta a la creciente demanda por parte de los clientes, que nos piden un modelo de mayor capacidad”, explican en la citada firma. Y la tiene, ya que alcanza más de 3.000 litros.

B3000: La última joya de la corona


La respuesta que ofrece Ànforum a la demanda de barricas de mayor tamaño y capacidad es la B3000. Y parece concluyente, ya que este huevo de granito gris tiene una capacidad de unos 3.090 litros. Su peso ronda los 4.600 kilos y alcanza los 2,55 metros de alto, con 1,85 metros de diámetro.

En cualquier caso, parece que su gran envergadura no es un inconveniente, ya que “su manejo, transporte e instalación en bodega se realizan con suma facilidad con la ayuda de una carretilla elevadora”.

En ello inciden Martín Busto y su equipo, al tiempo que resaltan que “la creación de esta barrica se fundamenta nuevamente en la economía circular, para la que cualquier desecho supone un error de diseño”.

Es por ello que Ànforum dice aprovechar al máximo “la materia prima y las piezas sobrantes”, destinándolas a “otras aplicaciones constructivas” y “reduciendo al máximo los residuos”.

Las barricas de granito disponen de una puerta lateral.

En la mitad de las DO españolas y países como Suiza y Eslovaquia

La expansión de Ànforum queda patente al comprobar que tiene presencia ya en prácticamente la mitad de las denominaciones de origen españolas y que sus ventas representan actualmente el 40% de su actividad, con Alemania, Suiza y Eslovaquia como principales destinos.

Pero habrá más, ya que la intención de Ànforum es incrementar el año que viene su cuota de mercado nacional e internacional, llevando también sus barricas de piedra a Francia y Grecia, donde ya ha establecido sus primeros contactos comerciales.

La presencia en Rías Baixas, con Santiago Roma

Ànforum espera obtener en breve los resultados finales de un estudio de I+D+i sobre la elaboración de vinos en sus depósitos de granito.

Este trabajo se desarrolla de forma conjunta “con una bodega referente en la Denominación de Origen Rías Baixas y dos instituciones de investigación de ámbito nacional”.

Cabe apuntar, a este respecto, que en noviembre de 2018 se anunció que, de la mano de Ànforum, nacía la primera añada de albariño Rías Baixas envejecido en barrica de granito, comercializada bajo el nombre “Pedra Nai” por la bodega Santiago Roma.

Ya entonces se explicó que era fruto “de múltiples ensayos y unos muy buenos resultados en cata”, lo cual permitía asegurar que “O Salnés no solo es cuna de grandes vinos, sino que se ha propuesto erigirse como referente en cuanto a I+D+I dentro del ámbito vitivinícola”.

Santiago Roma prueba el vino de una de sus barricas de granito. Iñaki Abella

Aquella “revolución en innovación” que suponía la comercialización de barricas ovoides realizadas en granito gallego, llegaba “de la mano de Ànforum, Epetrum, Adegas Santiago Roma y Cayetano Otero Asesoría Enológica”, que dejaban constancia que la geometría de los huevos pétreos los convierte “en una barrica óptima para realizar la crianza sobre lías finas, lo que, sumado a la porosidad del granito gallego, permite mantener la microoxigenación y la temperatura del vino sin oscilaciones bruscas”.

Al margen de la colaboración entre Ànforum y Santiago Roma, puede decirse que el pasado mes de enero, la empresa valguesa anunció que la firma vitivinícola Familia Torres había empezado a vinificar en el Pazo Torre Penelas el primer vino elaborado totalmente en granito, “con su fermentación y posterior crianza en depósitos fabricados con esta piedra típica gallega”.

El papel de Bodegas Torres

Y ya entonces las dos firmas se marcaban como objetivo “crear un vino que sea la máxima expresión del territorio, ya que únicamente habrá estado en contacto con el granito, desde el fruto que crece en suelos formados por arenas graníticas hasta que llega a la botella, potenciando la mineralidad y carácter varietal del albariño”.

Más concretamente, la Familia Torres, que ya disponía de tres depósitos de hormigón, cinco de acero inoxidable y una barrica de madera de 600 litros, había adquirido para su bodega los tres primeros recipientes de granito gallego de modelo B700 (735 litros de capacidad) fabricados en Ànforum Barricas de Piedra.

En esas barricas pétreas el vino fermentó durante veinte días, antes de someterse a un proceso de crianza sobre lías de entre seis y ocho meses.

A este respecto, el enólogo de Familia Torres en la DO Rías Baixas, Víctor Cortizo, destacó en su momento que con las barricas de granito busca “un vino que muestre la singularidad de las seis hectáreas del viñedo amurallado del Pazo Torre Penelas”; un suelo granítico que puede producir albariños “con potencial de larga guarda”.

“Elaboramos vinos singulares procedentes de viñedos propios y muy arraigados al territorio”.

Familia Torres

Y esa es, precisamente, una de las tarjetas de presentación de la Familia Torres, empeñada en “elaborar vinos singulares procedentes de viñedos propios y muy arraigados al territorio”.

En 2017 dicho grupo vitivinícola adquirió el pazo y realizó la primera recolección de uva en sus viñedos, provisto de cepas de entre 12 y 35 años a las que se saca provecho mediante el característico sistema de emparrado.

El Pazo Torre Penelas. Bodegas Torres

Las características del pazo y los orígenes del proyecto


El Pazo Torre Penelas está situado en el municipio de Portas, y por tanto forma parte de la subzona vitivinícola de Rías Baixas correspondiente a O Salnés.

Es un inmueble catalogado como patrimonio histórico cuyo origen se remonta a los siglos XIV o XV, según el Inventario de Pazos y Torres de la provincia de Pontevedra editado por la Diputación en 1997.

Si la Familia Torres elaboró en Pazo Torre Penelas, con la añada 2018, el primer vino criado totalmente en granito, lo hizo para dar respuesta a “nuestro afán de innovar y experimentar”, explican en el grupo.

Esta acción sirvió “para realzar la singularidad del viñedo plantado en suelos graníticos, aprovechando la potenciación de los aromas que ofrecen los depósitos desarrollados por Ànforum”.

Así las cosas, “mientras que la primera cosecha sirvió para conocer el potencial del viñedo y parcelarlo en cuatro zonas, según el equilibrio en la maduración y el perfil aromático de cada zona, con la segunda se estrenó la bodega y se empezó a experimentar con los depósitos de granito”, concluyen en Bodegas Torres.