Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sergas hará el test PCR a todo el personal de hostelería de Vilagarcía para frenar el virus

La mayoría de los infectados en el municipio tienen entre 20 y 30 años, y se detecta un gran número de contagios en el ocio informal - Los casos de Covid se dispararon desde principios de mes y ahora hay 57

Una terraza hostelera del centro de Vilagarcía, a media mañana de ayer.

Una terraza hostelera del centro de Vilagarcía, a media mañana de ayer. // IÑaki Abella

El Sergas realizará la prueba PCR a todos los trabajadores de hostelería de Vilagarcía. Así lo anunció a primera hora de la tarde de ayer el alcalde, Alberto Varela, en su primera comparecencia pública desde que la Xunta incluyó al municipio arousano en la lista de localidades sujetas a restricciones especiales. Al igual que al personal de hostelería, el Sergas también llamará para hacer la PCR a los policías locales y a los trabajadores del servicio de Ayuda en el Hogar.

Las limitaciones impuestas por la Xunta a Vilagarcía entraron en vigor a las 24.00 horas del jueves, y la ciudadanía las ha asumido con naturalidad y resignación. Al entrar en esta nueva fase, el Sergas proporcionará al Ayuntamiento información diaria, o prácticamente diaria, sobre la evolución de la pandemia en su término municipal. Ayer fue el primer día que Varela recibió de la Xunta explicaciones detalladas sobre el impacto del coronavirus en Vilagarcía y convocó a los medios de comunicación a primera hora de la tarde para compartirlas en una conferencia de prensa que fue emitida en directo por internet.

Según los datos proporcionados por el Sergas a Varela, en estos momentos hay 57 casos activos de coronavirus en el término municipal, los mismos que el jueves. No hay grandes brotes -salvo el detectado en la empresa Avigal, de Cambados, pero que afecta a residentes en varios municipios-, y al clasificar los positivos por rango de edad, donde más hay es entre los 20 y los 30 años, seguidos por los comprendidos entre los 30 y los 40.

El aspecto de la edad es relevante, ya que, unido a lo que declaran los infectados cuando son entrevistados por los rastreadores, permite identificar las situaciones de mayor riesgo de contagio en Vilagarcía. En este sentido, el Sergas lo tiene claro: son el ocio y los encuentros familiares. Esa es una de las razones por las que la Xunta ha pedido al Ayuntamiento que le remita una lista con los datos personales y los teléfonos de todos los trabajadores de hostelería del municipio.

El alcalde aclara que los eventos culturales y de ocio organizados son seguros, pero que el riesgo aumenta en los encuentros informales con amigos, conocidos o familiares no convivientes. "Los hosteleros han puesto todo su empeño para que sus locales sean seguros, pero sí es cierto que en los momentos de ocio nos relajamos, y tenemos la mascarilla baja más tiempo del que deberíamos", afirmó Varela.

Por ello, el Sergas hará un cribado masivo al sector vilagarciano de la hostelería, para evitar que un eventual trabajador asintomático pueda propagar el virus. No hay que olvidar, tampoco, la importancia capital que el sector tiene en Vilagarcía, con docenas de negocios y clientes de toda la comarca.

La Xunta también prevé hacer las PCR a los policías locales y a los trabajadores de Ayuda en el Hogar. Los primeros, por ser profesionales que están en contacto con infinidad de vecinos; y a los segundos para reducir el riesgo de que resulten infectadas personas de edad avanzada, enfermas o con discapacidades severas.

El Ayuntamiento tendrá que remitir en las próximas horas los datos personales y de contacto de todos los trabajadores afectados.

Asimismo, Alberto Varela ha hecho un llamamiento especial a los ciudadanos para que estos días sean muy escrupulosos en el cumplimiento de la norma, y Vilagarcía pueda abandonar pronto las restricciones. En el caso de los contagios en el ámbito familiar, pidió mantener puesta la mascarilla cuando se recibe la visita o se acude a casa de un allegado no conviviente, y, en términos generales, planteó que, "debemos evitar entre todos que esta curva de contagios vaya a peor en nuestra ciudad".

Restricciones blandas

En Galicia hay una decena de municipios con restricciones por coronavirus. La mayoría se corresponden con ciudades grandes o medianas. En el caso de las limitaciones impuestas a Vilagarcía, los especialistas indicaron a Varela que están entre "las más blandas" impuestas hasta ahora.

El regidor señala que Vilagarcía ha entrado en la "zona roja" no por el número de enfermos -57 en un municipio de casi 40.000 habitantes arroja un índice bastante bajo-, sino porque desde principios de septiembre el ritmo de nuevos contagios creció demasiado rápido.

Por ello, Varela hace un llamamiento, "a la tranquilidad". "Algunos vecinos me han preguntado si tan mal estamos. Y donde estamos es en una situación de evitar que las cosas vayan a peor". Así, la ampliación a Vilagarcía de las limitaciones tendría sobre todo un carácter preventivo, al tratarse de una ciudad importante de servicios con un gran flujo de movimiento de personas con los concellos limítrofes.

Entre las restricciones que Vilagarcía deberá cumplir hasta que mejore la situación -la próxima reunión del Comité Clínico del Sergas es el miércoles-, están la reducción a la mitad de los aforos en comercios o bares, o la prohibición de celebrar reuniones públicas o privadas de más de 10 personas. El mercado semanal en principio se mantiene, pero habrá cambios.

Varela iba a participar ayer en una reunión telemática del conselleiro de Sanidade con varios municipios con restricciones, pero finalmente no fue invitado a la misma.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats