SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía, A Illa, Meis y Pontecesures registran nuevos casos de Covid y más familias aisladas

- Un hombre de 56 años fallece por coronavirus en el Hospital Montecelo y se convierte en la 19 víctima mortal - En el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés ya hay 585 casos activos y más personas con ingreso hospitalario

El servicio de Urgencias del Hospital Comarcal do Salnés.

El servicio de Urgencias del Hospital Comarcal do Salnés. // Iñaki Abella

Nuevo empeoramiento de la situación por la Covid en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, en la que ayer se informó del fallecimiento de un hombre de 56 años por complicaciones derivadas de la enfermedad. Con él son ya 19 las personas que han perdido la vida por el virus en ambas comarcas. Se trata de un paciente que estaba ingresado en el Hospital Montecelo y que, según fuentes del Sergas, "presentaba patologías previas". El virus continúa en escalada no solo en los municipios que ya están con restricciones más severas, sino también en la comarca de O Salnés. Vilagarcía, Meis y A Illa de Arousa, e incluso Pontecesures han registrado nuevos casos en las últimas horas. Hay varias familias en la comarca aisladas a la espera de las pruebas PCR o de sus resultados.

El fallecimiento de ayer en el Hospital Montecelo es el segundo que se produce por la enfermedad en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés durante el mes de septiembre, el otro tuvo lugar el pasado día 3 y era un hombre de 79 años que estaba pasando unos días de descanso con su familia en Sanxenxo.

El área sanitaria tiene 585 casos activos, más que los que se registraban en el pico de la primera ola de la pandemia, a finales de abril.

El Sergas dio cuenta ayer de 29 casos nuevos, la misma cifra que el pasado martes. Es un continuo incremento, aunque el número más elevado de las últimas semanas tuvo lugar el lunes, cuando se informó de 55 positivos más.

Además, también se ha producido un aumento de las personas hospitalizadas, al pasar de 15 que había el miércoles a 19 ayer. La mayoría están en planta, 16, pero hay tres en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI.

Los casos en la comarca

Uno de los municipios donde se han detectado varios casos de coronavirus es el de A Illa. En el pequeño municipio isleño hay activos tres casos positivos, todos ellos personas de entre 20 y 30 años de edad, que permanecen asintomáticos en sus viviendas. Todos los familiares directos de los tres jóvenes que han mantenido algún tipo de contacto con ellos en los últimos días también han sido confinados.

La mayor parte de ellos se encuentran a la espera de que se les realice una PCR, mientras que otros ya han recibido un resultado negativo de la misma, pero deberán aguardar los catorce días marcados a levantar su aislamiento en casa. La principal preocupación es que se desconoce donde se pudieron haber contaminado los tres jóvenes, aunque todo apunta a que fue fuera del municipio arousano y que se ha podido evitar la expansión del coronavirus, al menos, de momento. Estos son los primeros casos que se registran en el municipio desde el pasado mes de mayo.

En la vecina Vilanova tan solo se mantiene el caso de la camarera de un establecimiento hostelero. La joven si tuvo síntomas importantes, aunque no llegó a ingresar en el Hospital de O Salnés. Permanece aislada en su vivienda desde hace días. El otro caso registrado en el mes de septiembre, con otro joven como protagonista, ya ha superado la cuarentena y arrojado datos negativos en la PCR.

En Vilagarcía, además de los casos ya reportados en la Comisaría de Policía y en un aula de Infantil del colegio San Francisco, hay familias aisladas a la espera de la práctica de pruebas por haber estado en contacto con personas infectadas.

El gobierno local lamenta la falta de información por parte de Sanidade sobre los casos que se producen en el municipio y puntualiza que solo conoce algunos, como el del colegio porque fue comunicado por la dirección del centro. Por este motivo no tiene constancia de que la situación en la ciudad sea preocupante, siempre teniendo en cuenta que la información que se recibe es muy parcial.

En el concello de Meis, el positivo de un joven ha provocado el confinamiento de toda su familia y hay otra persona confinada a la espera de resultados.

En Pontecesures, el positivo de un trabajador del Concello provoca el cierre al público de las instalaciones municipales para la correspondiente desinfección.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats