Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Bandera Azul de A Concha-Compostela, el mejor marchamo turístico de Vilagarcía

José Palacios: "Hemos felicitado al Ayuntamiento por su trabajo de recuperación de las aguas y que ahora sean excelentes" - O Preguntoiro perdió la enseña por las analíticas

Playa de O Preguntoiro en Vilaxoán.

Playa de O Preguntoiro en Vilaxoán. // N.Parga

La Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), que gestiona la concesión de las banderas azules a las playas ha expresado al Ayuntamiento de Vilagarcía su satisfacción porque la playa urbana de A Concha-Compostela haya obtenido la enseña después de once años.

"La decisión se debe a que recuperó la excelencia en la calidad de las aguas y eso es mérito del gobierno local al emprender medidas para eliminar las aguas fecales y corregir defectos en los emisarios", razona el vicepresidente del colectivo que otorga las distinciones de calidad medioambiental.

Respecto a O Preguntoiro, en la que en esta edición no ondeará la enseña, entiende que pesó en la decisión el empeoramiento de la calidad de las aguas pues el hecho de que haya perdido arena durante el invierno "no suele ser tenido en consideración", explica el portavoz ambiental. En el Ayuntamiento han solicitado explicaciones a la Adeac con el fin de subsanar en lo posible cualquier deficiencia que hubieran detectado al calificar la playa de O Preguntoiro. La capital arousana puede presumir también de otra bandera azul en la playa de Campanario en la parroquia de Bamio.

Con todo, Palacios considera que Vilagarcía gana mucho al poder izar la bandera en la principal playa urbana, sobre todo en un año atípico por la pandemia del coronavirus.

"Los bañistas pueden acudir absolutamente tranquilos a la playa de A Concha-Compostela" dadas las condiciones de excelencia de las aguas pero también por el hecho de que quien atiende los criterios de la asociación "cumple ya con el 50% de las exigencias sanitarias para la prevención de contagios del coronavirus", subraya el vicepresidente de la asociación.

Palacios recalca el carácter emblemático de la playa de Compostela que como cualquier vilagarciano sabe "recibe su nombre porque fue el arenal elegido durante muchos años por los santiagueses".

Ese es el marchamo que se tendrá que volver a esgrimir este verano para que el enorme arenal urbano vuelva a ser una referencia para el turismo de Galicia, dada su tremenda extensión que incluso permite guardar casi cualquier exigente medida de distanciamiento social que se establezca.

La playa además cuenta con un espectacular paseo peatonal que en los últimos años se ha convertido en uno de los espacios preferidos de caminantes, ciclistas y atletas a cualquier hora del día, pero sobre todo se encuentra en el punto de mira de importantes inversiones para que sea un referente turístico en los próximos años.

El alcalde Alberto Varela presentó recientemente un ambicioso proyecto para la construcción en este entorno de piscinas de agua salada que, sin duda, sería un referente para captar visitantes durante el verano, aunque esta obra tendrá que esperar al menos a que se supere la pandemia.

Pero el Ayuntamiento también deberá actuar cuanto antes en un problema sobrevenido pues las actuaciones para retirar los temibles pinchos del abrojo, sembrado en los jardines inmediatos a la playa han provocado graves problemas a bañistas y a todo aquel que acude a la playa,especialmente en la zona más próxima a Carril.

Los deportistas reclaman una actuación de limpieza inmediata en el lugar, sobre todo ahora que llega la temporada estival, pues las afiladas púas se entierran en la arena y provocan dolores agudos a los que sufren el pinchazo.

La situación fue denunciada en varias ocasiones sobre todo por deportistas y usuarios del arenal por el daño y las molestias tanto personales como por pinchazos de ruedas o destrozos en las zapatillas.

Por el resto, la playa cuenta con todos los servicios propios de los espacjos con bandera azul y cabe señalar que en los últimos años el Ayuntamiento de Vilagarcía ha mantenido incluso el servicio de socorristas para atender cualquier emergencia que se pudiera producir.

En estos momentos, el Ayuntamiento se encuentra con el proceso de selección de los vigilantes para la presente campaña, en la que si ya es obligatorio contar con este personal pues la Adeac promueve la máxima seguridad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats