Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Porto: Derroche de imaginación en un Belén de maíz y mimbre

Elaboran figuras con hojas, bellotas, cajas de galletas y envoltorios de medicamentos

Porto: Derroche de imaginación en un Belén de maíz y mimbre

Una veintena de vecinos de Pontecesures montan cada año un original, laborioso y llamativo Belén en el lugar de Porto; una composición que en cada edición varía su composición y despierta enorme interés tanto entre los vecinos de este municipio ribereño como en otros cercanos.

Y es que en el mismo se incluyen las típicas figuras de un Nacimiento cualquiera, como el Niño Jesús, María, José y los animales que dan calor al lado del pesebre, junto a los ángeles y los Reyes Magos que se acercan con sus camellos. Pero todo ello a tamaño real y empleando en su confección los característicos "vimbios" (mimbre) del rural gallego o las hojas ("casulas") que cubren la mazorca del maíz, de la que se aprovechan también sus "barbas" y la coronta o eje de la espiga, el conocido y multifuncional "carozo".

Eso sin olvidar las bellotas que se obtienen de los robles para convertirlas en los ojos de los animales de este Portal, entre otros productos procedentes directamente de la madre naturaleza que se convierten en sorprendentes objetos decorativos gracias a la imaginación que derrochan quienes se encargan de este montaje.

Son materiales que se emplean también para representar a un leñador, para levantar un gran árbol navideño y para dar forma a las "patifas", o lo que es lo mismo, las mujeres que, cargadas con sus cestos de mimbre a la cabeza, recorrían villas y aldeas vendiendo pescado.

En este caso, como no podía ser de otro modo, por tratarse de Pontecesures, la pescantina que se dirige al Nacimiento está cargada de lampreas, a las que también se da forma con los "vimbios", como se hace con los ejemplares representados como si estuvieran en el río Ulla, dentro de las nasas butrón con las que se pesca habitualmente este característico y cartilaginoso pez.

Dar forma a todo esto, además de manera desinteresada y solidaria, significa reivindicar el rural y mantener vivas las tradiciones, pero también aprovechar al máximo el ciclo de la naturaleza, ya que los "vimbios" que se cortan en invierno deben ser moldeados, dando forma con el paso de los meses a cada una de las figuras que integran este Nacimiento.

Al igual que las hojas que recubren el maíz deben ser puestas a secar y bien almacenadas, para después darles forma y crear múltiples elementos de este Belén, de ahí que los trabajos de montaje del mismo comiencen, prácticamente, con un año de antelación.

Los mimbres dan forma, sobre todo, al armazón o esqueleto tanto de las figuras humanas como de las lampreas y camellos, mientras que para el cabello de los personajes se emplean las "barbas" de las espigas de maíz, reservándose las cajas de cartón de las galletas que se comen los montadores durante el arduo trabajo que realizan para las coronas de los Reyes, cuyas capas a base de "casulas" se rematan y decoran con brillantes joyas que son, en realidad, plásticos obtenidos de los recipientes de medicinas que aportan los propios vecinos de Pontecesures.

Mercado de Navidad

Evidentemente, este Belén situado en Porto sirve para complementar otras propuestas navideñas del Concello de Pontecesures, Hoy mismo se inaugura el "Mercado de Navidad", con decoración natural y ambientado en los que se celebran en diferentes ciudades de Europa.

Incluye artesanía, regalos, degustación de dulces, talleres y ludoteca infantil válida también para los clientes del comercio local.

El mercadillo funcionará desde las 11.00 hasta las 14.00 horas y de 16.00 a 21.30, mientras que la ludoteca lo hará de 11.30 a 14.00 y de 17.00 a 20.30 horas.

Compartir el artículo

stats