Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El deporte como altavoz para una noble causa

Araceli Oubiña ha recaudado cerca ya de 13.000 euros para la lucha contra el cáncer de mama metastásico

La sensibilización con las buenas causas siempre requiere de alguien que haga posible esa posibilidad. Ese catalizador necesario para poner en marcha toda una maquinaria de visibilización y concienciación obligada para conseguir el fin de la acción social. Para ello se necesita de personas que quieran abanderar la causa y que demuestren una implicación y perseverancia de auténtico acero.

Araceli Oubiña es una de esas personas que sabe perfectamente lo que es llamar a muchas puertas. Incluso a la de la esperanza por erradicar una enfermedad a la que nadie es ajeno. Nos referimos concretamente al cáncer de mama metastásico.

Cambadesa de nacimiento y vilagarciana de adopción, la exjugadora y entrenadora de baloncesto ha encontrado en el deporte el altavoz más potente para dar a conocer una lucha que sabe que sin ayuda será imposible ganar. Como cara visible en la comarca de la Asociación Contra el Cáncer de Mama Metastásico, su altísima implicación ha conseguido recompensa, tanto en lo tangible como en lo realmente importante. Nos referimos a dar a conocer una enfermedad que necesita de una mayor inversión en investigación para que algún día, ojalá no muy lejano, pase a convertirse en una batalla superada.

El mes de octubre, conocido como el mes rosa de concienciación en la lucha contra el cáncer, fue toda una montaña rusa de emociones, viajes y actividad frenética para Oubiña. La primera parada fue en Santiago con el Obradoiro como embajador de la causa. "Me trataron genial y se implicaron al máximo. Hicieron una equipación rosa que llevaron en un partido de la Liga ACB y toda esas camisetas están firmadas y se van a sortear junto a sudaderas de la asociación", señala.

Incluso se pudo instalar un pequeño puesto de venta de artículos en el pabellón obradoirista recaudando cerca de 500 euros. También en otro pabellón, el de Fontecarmoa, se consiguió otra cifra similar en base a rifas y donativos durante uno de los partidos solidarios que el Cortegada ha puesto en marcha este año.

Viajar a Madrid para una de las apariciones públicas de las integrantes del proyecto Pelayo Vida también apareció en la hoja de ruta de Araceli Oubiña. La camiseta con el lema "Más investigación para más vida" fue portada por muchas personas. Equipos profesionales, aficionados o destacados deportistas como Amaya Valdemoro también se sumaron a la causa. El propio Cortegada también visibilizó con orgullo su adhesión a esta lucha por parte de una asociación que está muy cerca de convertirse en un reconocido colectivo de actividad pública después de dos años de incesante actividad.

Araceli apunta al respecto que "si conseguimos el próximo febrero que se nos reconozca como una asociación de utilidad pública, tendremos más ventajas a la hora de poder optar a ayudas. Supondría además una mayor estabilidad para la asociación y para poder llevar a cabo todas las ideas y los proyectos que queremos".

Uno de los propósitos en los que también la logopeda cambadesa se ha involucrado es en todo lo relativo a la campaña de socios emprendida. "Tenemos 417 socios a nivel estatal a los que estamos muy agradecidos, pero necesitamos que se sume mucha más gente. Por solo 20 euros al año nos pueden ayudar muchísimo", apunta la promotora de la iniciativa. Los que se animen a tan buen gesto solo tienen que acudir a la web www.cancermamametastasico.es para formalizar su apoyo a una causa vital.

Atrás quedó ya la Marcha Solidaria que se realizó en Vilagarcía con más de un millar de personas caminando hacia el objetivo de una mayor investigación. Una cita en la que el monte de Xiabre sirvió para plasmar la solidaridad en mayúsculas. Un gesto que dejó además 12.000 euros más para tal fin.

El último arreón del año ha sido la venta de 3.000 euros en lotería de Navidad a la espera de que toque el verdadero gordo que persigue la asociación liderada en la comarca por Araceli Oubiña, es decir, la solución definitiva al cáncer de mama metastásico. Ya el próximo año, que a nadie le quepa duda, Araceli Oubiña volverá a poner todas sus fuerzas en sumar más adeptos con muchas más ideas que apelen a la humanidad y a la empatía.

Compartir el artículo

stats