Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto San Juan: Guijarro "Me arrepentiría solo del 30% de mis trabajos en el teatro"

El afamado actor participa en el "Festiclown" de Vilagarcía

Alberto San Juan. // FdV

Alberto San Juan se presenta como el cabeza de cartel de la actual edición del "Festiclown". El actor ofrecerá este martes en el Salón García de Vilagarcía la representación de "Autorretrato de un joven capitalista español", una obra con la que lleva cinco años recorriendo España, experimentando "un aprendizaje enorme y una vida muy feliz".

- Llega a Vilagarcía para participar por primera vez en el "Festiclown". ¿Qué le pareció esta iniciativa cuando se la propusieron?

- Para mi es un honor participar en un festival de clown, aunque lo que yo no hago no esto. Encantado de ser acogido como una "cosa rara" en el festival. Para mi el festival de clown es el mejor lugar al que puedo ir, al que más me gusta ir. Estoy encantado

- Le hemos visto en la gran pantalla en varias ocasiones, ¿por qué decidió dedicarse al teatro?

- Comencé en el teatro con la compañía "Animalario", en la que estuve 15 años. Al disolverse la compañía arranqué otro proyecto, el "Teatro del Barrio", una cooperativa cultural en Madrid. Ahora me he lanzado, además de actuar, a escribir y dirigir. Todo eso me lleva mucho tiempo, pero también hecho mucho de menos el cine.

- ¿Se plantearía volver al cine?

- Estoy seguro. De hecho, el 10 de noviembre se estrena una película que he dirigido yo, basada en una de las obras que he hecho estos años, que se llama "El Rey", sobre el reinado de Juan Carlos I. Se estrena en el Festival de Sevilla y los actores somos Willy Toledo, Luis Bermejo y yo. En cualquier caso, la vida es muy larga.

- La obra que viene a representar la define como una conversación...

- Es una conversación en la que casi solo hablo yo, pero que espero que genere preguntas y reflexiones en el público. No es una conferencia, no es un mitin, ni mucho menos. Es un relato que hago con humor y con la intención de compartir preguntas, pero, por encima de todo, de divertirnos juntos. Reírse en tan vital como comer.

- Esta misma obra le ha llevado hace unos meses a vivir una situación complicada con la política.

- Aquello fue una anécdota. El grupo del PP en la oposición, en el Ayuntamiento de Pinos Puente, en Granada, quiso atacar al gobierno municipal del PSOE que me había contratado. Finalmente no pasó nada y la función siguió adelante. Aquello fue anecdótico, lo que no lo fue es el contexto de ataque a la libertad de expresión que estamos sufriendo en estos tiempos.

- ¿La libertad de expresión es cada vez menor en el teatro?

- En la sociedad en general. Desde la crisis ha habido una movilización social para transformar el sistema de poder. El sistema del poder representado por la monarquía, los partidos políticos, la judicatura y otras cosas reacciona limitando el derecho a manifestarse. Incluso cuando se hace de forma pacífica, a través de las artes o de la presencia en la calle.

- En una ocasión dijo que se arrepentía del 70% de su trabajo en el cine. ¿Diría lo mismo del teatro?

- Me arrepentiría solo del 30%. He hecho trabajos que, por supuesto, no considero que sean buenos como intérprete, pero el proyecto en sí merecía la pena. En el cine me queda mucho por aprender.

Compartir el artículo

stats