Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un perro encuentra con vida en Corvillón a la mujer desaparecida desde el lunes

Angelita Borrageiros Serantes se hallaba a más de tres kilómetros de la vivienda que habita en Gombra »La familia califica de "milagro" su hallazgo en perfecto estado

La perra Lúa, que encontró a la mujer desaparecida // NOÉ PARGA

La perra Lúa, que encontró a la mujer desaparecida // NOÉ PARGA

Cinco días de intensa búsqueda por los concellos de Vilanova y Cambados habían resultado infructuosos y las esperanzas de hallar con vida a Angelita Borrageiros Serantes, la mujer de 87 años de edad que el pasado lunes desapareció de su vivienda en el lugar de Gombra, en la parroquia vilanovesa de Tremoedo, comenzaban a minarse. Pero lo que ya parecía un milagro se hizo realidad ayer sobre las 10,30 horas, cuando la Guardia Civil recibía una llamada de un lugar situado a más de tres kilómetros de Gombra, Cortiñas de Abaixo, en la parroquia cambadesa de Corvillón, que aseguraba haberla encontrado, viva y en perfectas condiciones, quizás un tanto desorientada de tanto tiempo vagando por el monte, pero poco más allá de eso.

El hallazgo lo protagonizó una pequeña perra, de raza podenca, y su propietario, Manuel Ribeiro, que, como cada día, sobre las diez de la mañana, abrió el portal de su casa para que "Lúa" diese un pequeño paseo. Apenas diez minutos después, Ribeiro llamó a su mascota para que regresase, pero esta le desobedeció, una actitud que nunca había tenido antes, mientras señalaba hacia una zona próxima a la vivienda. "Cuanto más me acercaba a la perra esta más se alejaba en esta dirección, hasta que vi a la señora tumbada en el suelo", relata.

Enseguida se dio cuenta de que se trataba de Angelita Borrageiros, pese a que los cinco días pasados en el monte le habían trastocado bastante su imagen con respecto a la fotografía que había visto el día anterior. "Estaba débil y con la ropa manchada; la traje hasta casa para que tomase un poco de agua y por si quería comer algo mientras llegaban los servicios de emergencia", comentaba.

El lugar donde fue hallada se encuentra a apenas 50 metros de las viviendas de Cortiñas de Abaixo, con las que se comunica a través de un pequeño camino de tierra sin salida. Todo apunta a que la mujer pasó en ese lugar más de un día, y muy cerca de ese punto, los servicios de emergencia y los voluntarios que participaron en la búsqueda suspendieron las tareas el jueves por la noche.

Junto con los servicios de emergencia llegaron también los familiares de Angelita Borrageiros. Visiblemente emocionados tras cinco días de búsqueda no dejaron de agradecer la implicación no solo de los servicios de emergencia, sino también de los vecinos de Tremoedo, el Refugio de Animales de Cambados y diferentes empresas que les permitieron palmear sus propiedades o se ofrecieron a colaborar en la impresión de carteles. Solo están un poco "defraudados" con la decisión de la Guardia Civil de suspender la búsqueda en la noche del jueves, "un protocolo que entendemos pero que nos deja un mal sabor de boca con ellos que, hasta ese momento, se habían comportado de una manera excepcional".

"Un auténtico milagro"

Manuel Oubiña, nieto de la mujer y portavoz de la familia, apuntaba tras cruzar unas pocas palabras con su abuela que "se encuentra bien, incluso de un humor excelente para lo que ha pasado durante todos estos días". Atrás quedan largas horas de desesperación en las que "peinamos todos aquellos puntos en los que la vieron con cuadrillas, con caballos, quads, etc", e incluso, "miramos en pozos, casetas e invernaderos por si se había caído o refugiado en alguno de ellos".

El desánimo cundió por momentos al no encontrarse ninguna pista de su paradero. "Peinamos todo el monte, desde Lobeira hasta Corvillón y Oubiña, y ni los perros ni las cuadrillas de búsqueda fueron capaces de encontrar absolutamente nada, lo que nos hacía ser pesimistas, pero esto ha sido un auténtico milagro".

La mujer conoce perfectamente "todo este entorno, ha recorrido caminos que yo no sabía ni que existían, pero que ella recuerda de cuando era joven". El itinerario que su familia cree que realizó abarca varios kilómetros de longitud y va desde su vivenda en Gombra hasta O Sixto, András y Corvillón, pasando por las inmediaciones de las bodegas Gran Bazán y Don Olegario y la depuradora de aguas de Treviscoso.

Tras ser encontrada, la mujer fue trasladada al Hospital de O Salnés en una ambulancia de Protección Civil de Vilagarcía para ser sometida a una exploración. Durante el camino, Angelita Borrageiros incluso bromeó con su aspecto desaliñado, que no era el más adecuado para ir al médico.

Compartir el artículo

stats