Stephen Hawking admira los jardines del Pazo de Rubiáns en una nueva visita a Galicia

El científico británico hace escala a bordo de un crucero por segunda vez en Vigo y visita la ría de Arousa para conocer su gran riqueza botánica

15.10.2015 | 10:13
Stephen Hawking, en el Pazo de Rubiáns // FdV

El Pazo de Rubiáns, en Vilagarcía, que atesora el único jardín privado de Galicia catalogado como de "Excelencia Internacional", acaba de inscribir otra página más en su larga y noble historia, ya que ayer recibió la visita del reconocido científico británico Stephen Hawking, quien admiró las importantes colecciones de camelias, así como los históricos árboles de gran porte. Hawking confesó que es un enamorado de la botánica y que en su casa tiene tres magnolios grandiflora, pero ninguno de ellos ha alcanzado un tamaño tan grande como el de los ejemplares del pazo vilagarciano.

El prestigioso científico británico Stephen Hawking recorrió ayer con su equipo los jardines del Pazo de Rubiáns, en Vilagarcía de Arousa; los únicos de carácter privado que cuentan con la calificación de Excelencia Internacional. La visita de este físico teórico y astrofísico de renombre internacional a esta histórica propiedad de Paloma Rey Fernández-Latorre, Marquesa de Aranda y Señora de Rubiáns, se enmarca en un crucero de turismo que hizo escala en Vigo.

Hawking optó por conocer los históricos jardines del Pazo de Rubiáns de estilo francés e inglés, revelando así su gran pasión por los jardines y la botánica. La visita de ayer es la tercera que realiza a tierras gallegas, ya que en octubre del año pasado degustó ostras en el mercado de A Pedra, en Vigo y en 2008 llegaba a Santiago de Compostela par recoger el Premio Fonseca y ganarse 'la Finisterra'.

Stephen Hawking, en su visita a Rubiáns, estuvo acompañado por un equipo de ocho personas que trabajan permanentemente con él. Los excursionistas llegaron a las once de la mañana e iniciaron el recorrido guiado por los jardines de estilo francés en los que predominan las camelias. Las explicaciones estuvieron a cargo del ingeniero agrónomo encargado del pazo Guillermo Hermo.

El científico pronto descubrió unos enormes magnolios grandiflora que llamaron su atención porque superan en porte a los tres ejemplares que tiene plantados en su casa. Así lo comentó con gran sorpresa. La transición entre los jardines de estilo francés e inglés que engalanan el pazo de Rubiáns está marcada por numerosos árboles de gran riqueza botánica e histórica. En estas tierras, además de la excelente plantación de camelias, con más de 4.000 ejemplares de más de 800 variedades diferentes, pueden apreciarse magnolios, calocedros, criptomerias, eucaliptos, alcanfores, fresnos, araucarias, robles, alcornoques, entre otros.

Hawking y su equipo también conocieron la plantación de albariño del pazo, que destaca por sus viñedos en espaldera, y completaron el recorrido haciendo una incursión guiada por los salones del señorial edificio que data del siglo XV. Para finalizar el recorrido de dos horas, la comitiva degustó en la bodega vino albariño y productos cultivados en el pazo. El científico confesó su enorme sorpresa por descubrir este patrimonio en Galicia, con el que no la asociaba y alentó al equipo técnico del pazo para que continúe con la promoción y difusión del mismo.

Posteriormente, Hawking y su equipo se trasladaron de Vilagarcía a Cambados para comer en el Parador del Albariño antes de regresar por la tarde al crucero Azura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine