La niebla empaña las Rías Baixas

El fenómeno meteorológico que cubre el litoral se llama "niebla de advección", es más propia de verano y hoy será menos persistente

27.09.2015 | 04:45
Otra vista de la niebla, adentrándose en el puente de Rande. // R. Grobas

La niebla ha sido la protagonista durante toda la jornada de ayer en las rías de Vigo y Pontevedra. Visible desde cualquier punto de la ciudad, se trata de un fenómeno más propio de verano aunque típico de las Rías Baixas y cuyo nombre es "niebla de advección". Hoy seguirá empañando al litoral pontevedrés, aunque será menos persistente. "Entre el anticiclón y el sol, esperamos que hoy se disipen las nieblas y por la tarde ya se pueda disfrutar del cielos despejados", comenta el meteorólogo de MeteoGalicia, Juan Taboada.

Según los servicios meteorológicos, la niebla se extendió desde A Guarda, superando la ría de Arousa y llegando a Fisterra en algún momento. Localidades como Sanxenxo también resultaron afectadas. Sin embargo, en el resto de Galicia -y el interior- se disfrutó de una espléndida jornada de sol.

La razón a la que apunta el experto es la siguiente: "Hubo varios días de anticiclón y calor, así que empieza a haber mucha diferencia entre la temperatura de la tierra, consecuentemente el aire cálido, y el del litoral, que viene del mar más frío". El fenómeno también viene propiciado por el agua del mar, que está fría (a unos 17 grados) y entra en contacto con ese viento cálido. "Cuando el aire frío de la superficie del mar se condensa en contacto con el cálido, forma esta niebla", asegura. "Es un fenómeno frecuente en la franja atlántica", explica.

De hecho, Taboada relaciona lo ocurrido con otro hecho: Peinador vivió su mañana más internacional anteayer al recibir seis aviones desviados de Oporto, precisamente por la niebla. Pues bien, ese mismo fenómeno se desplazó en las siguientes 24 horas hasta Vigo.

Hoy el anticiclón estará estacionario en el Mar del Norte y continuará la entrada de aire cálido de latitudes inferiores. Con esta situación, se esperan cielos poco nubosos o despejados en general, con esas "brumas costeras matinales en el litoral atlántico" y también en el interior de Lugo. En lo que respecta a las altas temperaturas del arranque de este otoño, Juan Taboada avanza que el "veranillo de San Miguel" llegará hasta el miércoles. Luego bajarán las temperaturas, aunque no de forma drástica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine