Gran piano para cierre de temporada

05.06.2014 | 02:29
Un momento del concierto de la Real Filharmonía de Galicia, anoche, en el Centro Cultural.

Abrir con Fernando Sor es apostar por el redescubrimiento o descubrimiento a secas de una figura notable de nuestra música, compositor y guitarrista. Su Suite de Hercules e Omphale fue la elegida. Su obra y su trabajo en el campo de la didáctica contribuyeron a revalorizar la guitarra, en la primera mitad del siglo XIX, y además destacó como autor de música que se cuenta como propia del prerromanticismo europeo. En este sentido cabe alabar la interpretación de la Real Filharmonía de Galicia. La obra sonó bellamente y así el director, Christoph König, vino a reivindicar la calidad compositiva de Sor, tenido mayormente como grande de la guitarra.

De hecho se le llama el Beethoven de la guitarra, y curiosamente le sucedió la noche de ayer una obra de Ludwing van Beethoven: el Concierto para piano núm. 5 en mi bemol mayor, op. 73 "El emperador". Antes que obra para el lucimiento solista, el concierto se concibe casi como sinfonía con piano. Sin embargo su parte solista exige, sin duda, ese piano que es ya el gran instrumento moderno de concierto. Y al piano, Alexander Melnikov. Ya era un virtuoso a los doce, así que tras una carrera que le ha hecho merecedor del Premio Gramophone y el ECHO Klassik de Alemania, y nominado para un Premio Grammy, hoy podemos considerarle una apuesta segura para un envite de virtuosismo como el que propone Beethoven. Siendo esta la primera ocasión que toca con la orquesta gallega, demostró enorme empatía, enseñó su magisterio y arrancó encendidos aplausos.

Y para cerrar, tras el descanso fue el tiempo para la Sinfonía núm. 2 en re, op. 35, de Louise Farrenc. La elección resulta orgánica: del "Beethoven de la guitarra" a un Beethoven para piano, y de este, a la obra de una pianista que alcanzó gran reputación durante su vida como compositora. Siendo Farrenc celebrada en su tiempo y radicalmente olvidada con su fallecimiento, asistimos ahora a su reivindicación a través de su Sinfonía núm. 2.

crítica

Real Filharmonía de Galicia

| Centro Cultural de la Fundación Novacaixagalicia, anoche

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine