Investigadores españoles infiltran bótox en cuello y cráneo para aliviar la migraña

25.05.2013 | 00:00

Una veintena de pacientes con casos de migraña crónica refractaria, que no respondía a los tratamientos farmacológicos convencionales, se han beneficiado en el Hospital Clínico de Málaga de una terapia que consiste en infiltraciones de toxina botulínica -más conocida como bótox- en varios puntos del cráneo y el cuello. Mediante esta técnica, se ha logrado disminuir la frecuencia e intensidad del dolor.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine