UNA ESTRELLA AL BORDE DEL ABISMO
 

Ultimátum médico a Amy

23.06.2008 | 13:55
Amy Winehouse
Amy Winehouse

La tan brillante como polémica cantante Amy Winehouse sufre un efisema pulmonar y diversas alteraciones cardiacas.

Winehouse, ingresada en un hospital de Londres a principios de la pasada semana, tiene programada una actuación en nuestro país para el 4 de julio en el Festival Rock in Río que se celebrará en Madrid. "Los médicos le han advertido que si vuelve a fumar drogas, no solamente arruinará su voz, sino que la van a matar", aseguró el padre de la diva, en declaraciones al diario Sunday Mirror, en las que también confirmó que su hija tiene "nódulos en el pecho y marcas oscuras". Además, los pulmones de una de las cantantes estrella del panorama actual del pop "funcionan al 70 por ciento de su capacidad".

Los doctores fueron claros con Amy y su ultimátum no dejó lugar a dudas: o deja las drogas o morirá y, evidentemente, la cantante, de 24 años, ha elegido la primera opción. "No te preocupes, papá. Sé que ahora debo dejar las drogas", fue lo que le respondió Winehouse a su padre según aseguró éste, que también apuntó que los médicos la avisaron de que si sigue fumando crack también puede acabar con su carrera como cantante.

En cuanto a las futuras actuaciones de Winehouse, que tiene programado dar un concierto en Londres para celebrar el cumpleaños 90 del mandatario sudafricano y premio Nobel de la Paz Nelson Mandela, y al día siguiente una actuación en el festival de música de Glastonbury, el padre de la diva asegura que lo mejor que le puede pasar ahora a su hija es subirse a un escenario, porque si está sin trabajo es cuando cae en sus adicciones.

Mensaje a Doherty

"Cuando ella ha estado inactiva en su trabajo es cuando realmente comienzan los problemas. Los médicos han dicho que clínicamente no hay ninguna razón por la que no pueda actuar", afirmó Mitch Winehouse que también lanzó un emotivo mensaje a los traficantes de drogas y a los amigos de Amy para que alejen de ella la tentación.

"A los traficantes de drogas les aviso que si siguen vendiendo a Amy, deberán asumir la responsabilidad que ello conlleva. No quiero que siga saliendo con sus amigos. Eso va también para Pete Doherty", espetó un enfadado Mich Winehouse, quien está decidido a sacar a su hija del círculo de peligrosas amistades que, a su juicio, la ha sumido en esta penosa situación. "¿Qué esperanza tiene si la gente está drogándose a su alrededor?", se preguntó.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine