24 de noviembre de 2016
a vuelapluma

Silencio

24.11.2016 | 04:55
Silencio

Nadie es malo el día que se muere. Antes sí y después también, pero ese día uno queda exento. El protocolo manda loar al fallecido. O si no, tributarle un minuto de silencio. Podemos eligió ayer ausentarse del Congreso esos sesenta segundos, entendiendo que se trataba de un homenaje a una política corrupta. Consuelo para los familiares, todo el del mundo; pero al enemigo ni agua; nunca, ni el día que la diña. Puede achacárseles mala educación, falta de respeto institucional (Barberá era senadora) y hasta una torpeza política supina; pero no puede decirse que esta vez sus señorías moradas eligieran la posición más cómoda para ejercitar su conocida política de gestos. Todo lo contrario. Fácil era no levantarse ni aplaudir al Rey, o llevar al bebé para atraer las cámaras. Lo difícil es criticar al muerto cuando llueven los elogios de un día de entierro. Le quitas protagonismo al finado, pero te arriesgas a quedar como la gocha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los disfraces del inspector Clouseau

Aunque lo parezca, está visto que Mariano Abalo, ese inefable...

 
 

Unos callos constitucionales

Como somos constitucionales porque tenemos memoria de lo que España...

 
 

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ

La muerte de la palabra

La palabra ha dejado de existir, tengo el disgusto de anunciarlo. Sigue habiendo palabras, ya...

 
 

MERCEDES GALLEGO ESPERANZA *

La iconografía de la Inmaculada en la catedral de Ourense

El 8 de diciembre de 1854 el Papa Pío IX proclama el Dogma de la...

 
 

MARTIÑO RIERA*

Educar no rima con maleducar

En la última década se han producido avances importantes en el mundo...

 
 

MANUEL TORRES

Alfredo Sánchez Murcia

Desde éste pequeño comentario semanal, queremos unirnos al merecido homenaje que se le...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine