24 de noviembre de 2016
a vuelapluma

Silencio

24.11.2016 | 04:55
Silencio

Nadie es malo el día que se muere. Antes sí y después también, pero ese día uno queda exento. El protocolo manda loar al fallecido. O si no, tributarle un minuto de silencio. Podemos eligió ayer ausentarse del Congreso esos sesenta segundos, entendiendo que se trataba de un homenaje a una política corrupta. Consuelo para los familiares, todo el del mundo; pero al enemigo ni agua; nunca, ni el día que la diña. Puede achacárseles mala educación, falta de respeto institucional (Barberá era senadora) y hasta una torpeza política supina; pero no puede decirse que esta vez sus señorías moradas eligieran la posición más cómoda para ejercitar su conocida política de gestos. Todo lo contrario. Fácil era no levantarse ni aplaudir al Rey, o llevar al bebé para atraer las cámaras. Lo difícil es criticar al muerto cuando llueven los elogios de un día de entierro. Le quitas protagonismo al finado, pero te arriesgas a quedar como la gocha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RAFAEL L. TORRE

El show de Lito

La sentencia a Ángel Martínez y su impacto en las verbenas

 
 

Se nos fue Pepe Longueira

Tuvo en la sociedad viguesa una impronta musical inolvidable

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

El trato

El envío a prisión de los directivos de NCG subraya la desigualdad de casos semajantes

 
 

PEDRO DE SILVA

El año de la gripe ´E´

En política normalizada, la épica debería estar prohibida

 
 

Podemos podría aclararse

Podemos, podría aclarase un poco en Cangas. A día de hoy es muy difícil discernir entre quienes...

 
 

JOAN CARLES MARTÍ

Discordias básicas

La enemistad de Trillo y Garzón

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine