02 de octubre de 2016
02.10.2016

Será legal, pero no asumible

02.10.2016 | 03:19
Será legal, pero no asumible

El arriba firmante sabe que no todos somos iguales. Y sabe que, porque alguno salga rana, no todos los demás han de ser, necesariamente, sapos. O que si hay ovejas blancas no pueda haber ovejas negras. O que si hay arrastreros pelágicos franceses que faenan con aparejos prohibidos en aguas del caladero nacional Cantábrico Noroeste a sus homólogos nacionales, los boniteros españoles sigan la corriente impuesta por sus vecinos del Norte. Pero, oiga usted, que lo que los arrastreros gallegos han recogido del fondo marino justo debajo de la posición que ocupaban momentos antes dichos pelágicos galos son los descartes que estos barcos han dejado. Y son descartes que evidencian que se trata de atún y bonito de menos de siete kilos de peso. Y que con estos restos, hay otros de pez luna, de merluza...

¿Para todo tienen licencia los barcos franceses, son tan legales su artes como para poder descartar aquello que no se atreven a vender en lonja? ¿Son tan legales como para que determinadas lonjas gallegas abran sus puertas el sábado para recibir y subastar las capturas por los arrastreros pelágicos franceses efectuadas? Y si son tan legales, ¿por qué en Pasajes, en el País Vasco, se les sanciona tras ser retenidos en puerto? ¿Solo la pareja de Pasajes es incumplidora? ¿Todos los demás -ahora en franca retirada- eran los buenos de la película? ¿A quién y por qué protege el Ministerio de Agricultura? ¿Actúan de modo distinto los pelágicos franceses en aguas del País Vasco que en las de Galicia, o es que desde Madrid se intenta no levantar recelos entre los arrantxales vascos y dejan que estos vean que se cumplen las leyes?

Que Francia autoriza a sus arrastreros a utilizar redes pelágicas no es ninguna novedad. Que los franceses tienen derecho a capturar en el caladero Cantábrico Noroeste una parte de la cuota a este asignada, es novedad a medidas. Pero que se sirva con guante blanco la posibilidad de que los arrastreros pelágicos franceses hagan aquí, en un caladero nacional español, lo que no hacen en sus caladeros ni permiten que otros barcos realicen en ellos, cuando menos mosquea. ¿O no?

Será legal, será. Pero, señora ministra en funciones: ¿También es asumible?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine