Raimundo Vidal Pazos

17.04.2014 | 02:46

Se cumple el aniversario del fallecimiento en Vigo, donde residía, del prestigioso jurista marinense don Raimundo Vidal Pazos, Decano del Colegio de Abogados, ocurrido el 18 de abril de 1976, a los 87 años de edad. Nacido en Marín el 8 de diciembre de 1889, estudió con el presbítero don Serafín Tobío Costa, destacando desde muy joven por su aplicación e inteligencia, pasando al Seminario de Santiago donde cursó brillantemente la carrera eclesiástica que no llegó a terminar, licenciándose en Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela. Excepcional persona a la que los marinenses todavía debemos el homenaje de gratitud y recuerdo que se merece por su especial dedicación a los asuntos públicos y como asesor del alcalde don José del Río Paredes en la ocupación de la Lonja y de los pleitos consecuentes de ésta acción. Hombre bueno que disfrutaba sirviendo a los demás porque para él no constituía un esfuerzo, más bien una satisfacción, haciéndolo con naturalidad y alegría. Fue el gran propulsor y motor del movimiento popular de la incautación de la Lonja y de la marcha sobre Pontevedra en su defensa. Fundador y presidente de la Junta de Defensa Local que tanto contribuyó a conseguir este fin.

Ágil escritor y hábil y contumaz polemista que amaba profundamente a Marín y a los marinenses a quienes desinteresadamente sirvió con lealtad y eficacia. Fundó y dirigió el semanario independiente "Marín", siempre en defensa de los intereses locales. Nombrado Depositario Municipal, renunció por no cubrir sus expectativas profesionales y se vio obligado a abandonar Marín e instalarse en Vigo con el fin de desarrollar sus dotes profesionales en el derecho, y así satisfacer sus justas aspiraciones, triunfando plenamente.

Fundador y decano del Ilustre Colegio de Abogados de Vigo, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento. Querido y respetado por toda la familia jurista de Galicia y España, ingresó en la Real Academia de Jurisprudencia con el tema "El proceso de Cristo visto por un jurista", el 15 de noviembre de 1968, al que le contestó el académico y catedrático don Paulino Pedret Casado, acto celebrado en el salón Carlos V del Convento de PP. Franciscanos de Santiago de Compostela. Consejero General de la Abogacía, Procurador en Cortes, director de la revista Jurídica y Administrativa de Galicia, Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort. Decano honorario de los colegios catalanes y de la Mutua General de la Abogacía, en reconocimiento a sus afanes, desvelos y valía demostrada a lo largo de su amplia trayectoria de jurista. En definitiva un hombre limpio y bueno como lo calificaron los decanos colegiados de España y un inolvidable marinense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine