Alemanes

Pedro de Silva

26.03.2013 | 08:10

¿Debería sorprender el imperialismo alemán, que quiere una Europa germanizada, ahora mediante la economía? El asunto viene de muy lejos, y también de muy abajo: de la lógica interna de la tierra, o sea, de la geografía. La UE (CEE) nació como media Europa, dejando a la otra media al lado opuesto del llamado "telón de acero", que partía justo por la mitad a Alemania y a su capital. La caída del telón puso fin a esa hemieuropa, y a toda prisa la UE fue ampliada hacia el Este, tras lo cual Alemania volvió a ocupar su sitio natural: el centro.

Esa centralidad histórica se adorna de otros equilibrios interiores: el que existe entre las religiones cristianas que conviven allí, el de su modelo territorial que compensa tensiones, el que hay entre la fuerza del cuerpo económico y la del espíritu (la más alta música y filosofía). Esa es la parte apolínea. La dionisiaca es la voluntad de poder.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consecuencias de la falta de aparcamiento

El concejal del PSOE de Cangas, Alfredo Iglesias, no llegó al minuto...

 
 

Alea jacta est, Roma!

YO ROMA, ROMA MÚSICA. Anoche estuve escuchando a la tuna en la Plaza Mayor de Salamanca, pero...

 
 

DANIEL CAPÓ

9 de agosto de 1942

Una regla universal nos dice que, casi en cualquier ámbito, las personas excepcionales son...

 
 

EUGENIO FUENTES

Tácticas nuevas para viejas redes

Los atentados por atropello o apuñalamiento no se inventaron en Niza...

 
 

J.M.EGUILETA*

As pontes sobre o río Miño

A historia dun territorio ten moito que ver coa das súas pontes. Iso lle contaba ao equipo da...

 
 

JOSÉ MARÍA PÉREZ ÁLVAREZ (CHESI)

Veranos

Para Luis Rebolledo El verano es un buen tiempo para recuperar la medida del mundo, salvo que...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine