Parte del frente catalán

Pedro de Silva

02.03.2013 | 10:43

La final de Copa en Madrid, y entre dos equipos madrileños, será un alivio inesperado para la azarosa unidad de España, que este año se librará del gran show de la pita, un plebiscito en vivo y en directo. En cambio la amenaza de ruptura del PSOE, que no acaba de jubilar al jacobinismo histórico y sus dinosaurios, anticipa "in vitro" una ruptura "in corpore": si el PSOE no es capaz de crear un modelo dialéctico, ¿cómo pedirle a España que lo haga, con el terrible fondo de armario que guarda?. "Ruido de sables": era cuestión de tiempo que volviera, un rumor de fondo que acompañó a la transición, y el viento se había llevado a Bosnia, Irak o Afganistán. Ahora regresa, con un estudiado cuerpo de doctrina, un aire viciado que viene del fondo de la caverna. A Mas le toca su parte de culpa en la convocatoria del fantasma: fue él quien abrió el juego de banalizar la Constitución.

Enlaces recomendados: Premios Cine