Alerta máxima por el gemelo de Pau

Scariolo reconoce que no sabe si su estrella podrá jugar hoy ante Estados Unidos

19.08.2016 | 03:19
Pau, ante Francia. // E. Urquijo

España se reencuentra hoy en Río de Janeiro (20:30 en España) de nuevo con el muro de Estados Unidos, una pared inaccesible que no pudo escalar ni en Pekín 2008 ni en Londres 2012, a pesar de llegar a poner en un brete al poderoso Team USA en ambas ocasiones. Esta vez el choque más esperado en la última década será 'solo' por alcanzar el partido definitivo, una cita un peldaño atrás para los dos equipos que han dejado claro en Arena Carioca 1 ser los mejores de los dos grupos en disputa.

Pero la ÑBA no hizo los deberes en el arranque y las dos derrotas agónicas frente a Croacia y Brasil, dos equipos ya eliminados, han lastrado en la clasificación las excelentes sensaciones mostradas en en los tres últimos encuentros. Así, terminó segundo de grupo y, como castigo, Estados Unidos en el cruce de semifinales.

El sueño de los Júnior de Oro de ganar también en categoría absoluta a Estados Unidos y en unos Juegos para lograr el único oro que falta en su laureado palmarés se esfuma si, como ha avanzado Sergio Scariolo, la estrella indiscutible de su equipo no juega o si lo hace mermado en sus condiciones.

"Pau no está bien, no puedo decir con seguridad que vaya a jugar. Sigue con los tratamientos. No era justo lo que necesitábamos en este momento, pero es lo que hay y esperamos que pueda evolucionar bien para poder ayudar al menos en parte a sus compañeros en el partido. No puedo decir nada más en este momento", avanzó Scariolo.

El seleccionador explicó que "normalmente en estos casos las decisiones las toman los profesionales" y que él se limitará a ser "un receptor de datos" respecto al estado físico del pívot de San Antonio Spurs. En este sentido, el preparador español no descartó la posibilidad, si Pau Gasol no se recupera tiempo, de reservar al pívot español pensando en la posible final o en el partido por la medalla de bronce. "Todos conocemos la importancia decisiva de Pau en nuestro equipo, pero la salud de Pau es prioritaria y debemos tener claro que hay dos partidos por delante de los que tenemos que ganar uno. Habrá que esperar a ver la evolución".

El seleccionador español espera encontrarse al arrollador equipo americano que venció por 105-78 en los cuartos de final y no a la selección que sufrió en la fase preliminar a equipos como Francia, Australia o Serbia. "Estados Unidos ha demostrado un cambio brutal de actitud entre los partidos de la liguilla y el de eliminación directa, en el que ya emplearon bastante más a fondo sus recursos. Nosotros esperamos el peor rival que te pude tocar", comentó Scariolo.

Sería una baja, ausente o tocado, imposible de suplir para un grupo que sueña con un triunfo que le abra las puertas del título olímpico y redondear el círculo mágico que abrieron en 1999 en Lisboa, precisamente ante otra selección estadounidense.

Sin Gasol, o con él tocado, España perdería la única ventaja de la que podría gozar en un buen partido ante los estadounidenses, que con DeMarcus Cousins y DeAndré Jordan dista mucho del poderío en el centro de la zona de épocas anteriores. Ambos están por debajo de Pau en consideración.

Sin el nuevo jugador de los San Antonio Spurs como amenaza interior, la defensa americana podrá fijar mucho mejor a los exteriores españoles, entre los que Rudy Fernández y Nikola Mirotic, como '4' abierto, han tenido tardes espléndidas en partidos claves del torneo.

Felipe Reyes y Willy Hernangómez se están fajando bien en ambas zonas desde que la Roja ha cogido velocidad de crucero, pero no son comparables a Gasol. El madridista por altura y envergadura y el nuevo Knick por experiencia. Y ambos, claro por talento y calidad. Aunque Willy ha sido el gran hallazgo de cara al futuro para la ÑBA.

Quedan los bajitos, que los de España son muy buenos. Pero ahí, en las posiciones exteriores la batería norteamericana es tremenda, colosal. Sin su icono en el centro de la zona, ganar a un equipo así, incluso para la ÑBA campeona del mundo, dos veces finalista olímpica y tres veces campeona europea, se torna imposible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine