Aldán empuja a "Teri"

Medio centenar de aficionados y vecinos se citan en la sede del club de mar para seguir la clasificatoria y las semifinales - "Va a estar muy cerca, rozándolo", auguran

16.08.2016 | 13:26
Vecinos y amigos de Portela vibran con su regata. // Gonzalo Núñez

El Club de Mar Ría de Aldán vive con orgullo como una de sus deportistas, una chica que empezó en el piragüismo siendo apenas una niña, está disputando sus quintos Juegos Olímpicos y ahora mismo está a un paso de una medalla olímpica. Teresa Portela tenía ayer una legión de incondicionales siguiendo sus regatas a distancia y hoy volverán a la sede del club para, a las 14.54 horas- darle a través de una pantalla gigante el último empujón para llegar a ese ansiado podio.

Orgullo. Mucho orgullo y alegría. Es lo que sentían ayer las decenas de vecinos y deportistas que se dieron cita en la sede del Club de Mar Ría de Aldán para seguir las clasificatorias y las semifinales de la prueba del K-1 200 metros, donde estaba Teresa Portela, o "Teri", como la conocen cariñosamente sus conocidos y allegados en la parroquia canguesa.

Ni siquiera las horas poco propicias para seguir las regatas desanimaron a los seguidores de la deportista. Justo antes de comer medio centenar de personas llegó a toda prisa al gimnasio del club, donde se había instalado una pantalla gigante, para ver la prueba. Cuando la imagen de Teresa Portela salió por la pantalla para competir en su serie clasificatoria se escucharon los primeros gritos de ánimo y de apoyo a la palista del Ría de Aldán. Esos ánimos se redoblaron cuando entró en la línea de meta con la clasificación en el bolsillo para competir apenas una hora y media después en las semifinales. El tiempo justo para que la mayoría fuese rápidamente a comer a casa o a picar algo en los locales cercanos a la sede del club y estar de nuevo a las cuatro en el gimnasio, muchos aún con la comida en la boca.

Los nervios eran evidentes porque a Teresa Portela le tocó remar quizás en la serie de las semifinales más igualada y competida, en la que estaba la gran favorita a alzarse con el oro: Lisa Carrington, de Nueva Zelanda. Pero en Aldán estaban sus paisanos, que a buen seguro con sus ánimos y gritos de apoyo empujaron a "Teri" para lograr el primer gran objetivo, que era la clasificación directa para la final. La canguesa fue segunda en su serie, solo por detrás de Carrington. "Le ha tocado la serie más fuerte y eso quizás es bueno para ella. Se ha podido medir a la gran favorita y ha hecho un tiempo interesante. Mañana [por hoy] va a estar muy cerca de la medala, rozándola seguro", contaba al final de las semifinales el presidente del Club de Mar Ría de Aldán, Elías Rial. La entidad le está preparando ya un gran recibimiento y homenaje a Portela, que es un ejemplo como persona y como deportista.

VÍDEO | Así vivió Aldán el pase a la final de Portela. // David García


Junto al presidente del club estaba el jefe provincial del Servizo de Deportes de la Xunta, Daniel Benavides, y el concejal cangués de Deportes, Xoán Chillón. "Solo estar en las Olimpiadas y clasificarse para la final es un gran éxito y un premio más que merecido. Estamos muy contentos y orgullosos por su trayectoria", decía el concejal cangués.

La final de hoy está prevista para las 14.54 horas -hora española- y el Club de Mar Ría de Aldán volverá montar una pantalla gigante para seguir la regata de Teresa Portela. "Esto tiene que ser una olla a presión", decía ayer por la tarde aún emocionado el presidente del club. Hoy también estará en la sede del Ría de Aldán el secretario xeral para o Deporte, José Ramón Lete Lasa, para seguir en directo la final en la que Teri buscará esa medalla que los Juegos Olímpicos le deben.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine